Centro de Informes

La estrategia de Huawei para desafiar a Google en la guerra comercial entre China y Estados Unidos

Los usuarios de Huawei desataron el pánico en las redes sociales a fines de mayo al enterarse que en medio de la guerra comercial entre China y los Estados Unidos, Google suspendió sus negocios con la empresa china de celulares: el gigante de Silicon Valley suspendió todas las transferencias de productos, ya sean de software o hardware, aunque excluyó a todas las plataformas con código abierto.

Lo cierto es que a casi tres meses de aquel hecho, Estados Unidos detuvo indefinidamente las licencias para que Huawei pudiera reanudar relaciones comerciales con firmas tecnológicas como Google e Intel, según señalaron desde Bloomberg.

El secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, afirmó que recibió 50 solicitudes de licencias durante la última semana, pero aclaró que todas quedaron pendientes.

Cabe resaltar que Huawei y las empresas con las que tiene relaciones comerciales tienen que pedir dichas licencias desde que el fabricante chino fue vetado y señalado como una amenaza nacional por parte del gobierno de Donald Trump.

Es por esta razón que los gigantes tecnológicos estadunidenses le solicitaron al presidente de Estados Unidos que agilice el trámite de estas licencias, ya que Huawei representa en la gran mayoría de los casos el mayor comprado de componentes.

Por ejemplo, Huawei utiliza en casi todos sus dispositivos (de los más de 50 millones vendidos por trimestre), un procesador o chip de Intel y Qualcomm. Si bien Trump le permitiría a Huawei reanudara sus relaciones con empresas estadounidenses, esto sería sí, y solo sí, China se compromete a comprar productos estadounidenses, algo que está lejos de suceder.

Mientras tanto, Huawei finalmente presentó su propio sistema operativo bajo el nombre de HarmonyOS. La plataforma de software se robó la atención de la Conferencia de Desarrolladores de Huawei en China, donde se explicó que está diseñado para ofrecer una experiencia “unificada y coherente” en una variedad de dispositivos, entre ellos tabletas y portátiles.

Sin embargo, desde el gigante chino descartaron que este sistema operativo llegue a sus teléfonos inteligentes, por lo menos por ahora, en un claro guiño al intento de la empresa por retomar sus relaciones con Google, dueño de Android. Huawei está comprometido con Android y solo tomará distancia si no tiene otra opción.

La tensión entre China y Estados Unidos terminó de romperse luego de que Trump señalara que a partir del 1 de septiembre impondrá un impuesto del 10% sobre las importaciones chinas —las cuales tienen un valor US$300,000 millones—, sentenciaron desde Bloomberg.

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.