Compartir

Ya es una tradición en cada apertura de ShowMatch y, sin dudas, representa uno de los momentos más esperados por los televidentes. Es que la ficción suele reunir a las principales figuras de la política, el espectáculo y el deporte de nuestro país y ésta no fue la excepción.

La misma arranca con las imágenes de la final del año pasado y la consagración de “Peter” Alfonso (36) y Flor Vigna (23) en la pista, para luego situar la escena en el ex estudio de Ideas del Sur. Allí, Marcelo Tinelli (57) aparece rodeado por cajas con todas sus cosas embaladas y Mariana Fabbiani (42) oficia como una suerte de empleada administrativa del lugar. “Los conductores fueron, la gente quiere ver conductoras mujeres, usted tiene que ver más televisión”, le dice la conductora de “El diario de Mariana”.

Luego, se pasa a un plano que sitúa a Tinelli en su casa, en pleno desayuno y con Florencia Peña (42) haciendo las veces de su empleada. ¿A usted le dieron un voleo en el cu…? ¿Por qué no hace como Susana? ¿Va a seguir haciendo las mismas cosas?, lo interroga la actriz.

Tras hacer un paso por el ex estudio de Telefe en la calle Pavón , donde lo recibe un encargado del edificio personificado por Luciano Castro (42)luciendo una remera de Jugate conmigo, el ciclo que lo lanzó a la fama, el conductor llega hasta una casa de telas donde lo atiende Valeria Bertuccelli (47). “Yo pensé que venías a comprar tela para la selección, porque te veo como que estás culo veo culo quiero”, lo cargó la mujer de Vicentico (52).

La escena donde va a cargar nafta y es atendido por el volante central de River, Leonardo Ponzio (35), estuvo claramente teñido por el fútbol y las chanzas del futbolista al conductor por su identificación con San Lorenzo. “¿Vos cargás?, vos no podés cargar a nadie, no te da la nafta” y “la vuelta la vas a dar solo con tu hijo en la calesita” fueron algunas de las frases que le lanzó el caudillo “millonario”, lookeado con gorrita del club dirigido por el Muñeco Marcelo Gallardo (41).

En el nuevo estudio lo recibe Soledad Silveyra (65), quien le pregunta por todos viejos hitos del VideoMatch de los años ´90, como el sketch de Pachu y Pablo o Figuretti. “¿Sabés qué tenés que hacer? Tenés que poner a bailar al pueblo, a la gente”, le sugiere la ex jurado del certamen.

Para la habilitación del nuevo estudio nada mejor que el jefe y el vicejefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta (51) y Diego Santilli (50) respectivamente. Y mientras el primero le recomienda el distrito audiovisual para instalar su nuevo estudio, el segundo —hincha fanático de River— le recordó su relato en la final de la Copa Libertadores de 1986 que consagró al equipo de Núñez.

Con Lali Espósito (25) mantuvo un divertido cruce generacional en el que él le recordaba sus épocas de Badía y Compañía mientras ella le hablaba de aristas como Maluma (23) y, claro está, de ella misma . “Es lo más, es la mejor artista de toda Latinoamérica”, le lanzó la cantante, mientras tarareaba una estrofa de “Soy”, uno de sus hits.

Otro gran momento del sketch fue con Griselda Siciliani (39), quien hacía de una mesera en el lugar donde Tinelli iba a elegir el catering. “Sugar, lo que es esa obra, está rompiendo todo. Me dicen que la piba que quedó es grosa, la descose”, le dice ella, quien luego termina haciéndose la ofendida cuando él le habla del casting y ella le pregunta si le habla del “casting sábana”.

A Isabel Macedo (41) —quien hace de la encargada del local donde va a elegir los pisos— le propone ser parte del Bailando, pero se interpone Juan Manuel Urtubey (47) y le pone un freno. “Tenés que ir a Salta, te va a cambiar la vida. El gobernador es un tipo muy piola, un tipo bárbaro”, se le escucha al mandatario provincial.

Sin lugar a dudas, el chequeo médico al que se somete con su mujer, Guillermina Valdes (39), fue muy disfrutado por la teleplatea. “Maneja altos niveles de intensidad, me imagino su mujer pobre”, arranca ella. “Estoy con palpitaciones, anoche no pude dormir, me levanto, dolores de espalda”, le explica él. “Usted tiene que cortar azucar, harinas, grasas saturadas. ¿Y con los huesitos como andamos? ¿Los dientes, todo natural? ¿Y con la cara que hicimos, un refresh? ¿La próstata? La testosterona ya va bajando no? Arranca o no arranca? Le voy a recomendar algo, va a ir a ver a mi profesor de yoga”, lo carga ella por la edad.

Luego del paso por el profesor de yoga Juan Pico Mónaco (33), llegó otro segmento estelar de la ficción con la actuación de Mirtha Legrand (90), quien hizo las veces de su psicóloga. “Acá veo en su ficha que se llama Marcelo Hugo Tinelli y tiene 57 años, parece más. Es un papá grande, por no decir viejo”, arranca la diva de los almuerzos, para luego someter al conductor a un breve pero intenso interrogatorio. ¿Usted se metió en el fútbol, o se iba a meter en el fútbol?, le preguntó, a lo que Tinelli respondió: “Me metí como vice de San Lorenzo y en la AFA me fue más o menos porque hubo una votación con un voto de más, y después quedé con la Superliga, la comisión de Selecciones nacionales, terminé stresado”.

“No diría hay una mafia en el fútbol, pero en un momento sentí que tenía mucho trabajo y me corrí”, agregó sobre su decisión de dar un paso al costado en el club de sus amores. ¿Usted quiere ser presidente?, lo inquirió. “¿Quien no sueña con ser presidente?, pero hay que estudiar, trabajar, pero todo lo que sea cambiarle la vida a la gente está bien”, se sinceró él. “¿Usted la conoce a Mirtha Legrand? Si la ve dígale que me invite un día a sus almuerzos, desde que era chiquitita lo he deseado, Rosa María Martínez Suárez es mi nombre”, concluyó Mirtha con gran sentido del humor.

El cierre, y la llegada al nuevo estudio, se dio en un colectivo conducido por Pablo Codevila y con Adrián Suar como compañero de asiento. ¿Dónde te dejo, en Ideas del sur como siempre? ¿En la AFA?, le pregunta Codevila, y, como el ex candidato a presidente de la Asociación del Fútbol Argentino le responde que no interviene el gerente de programación de El Trece. “Agarrá para el predio de Ezeiza, al edificio de la Superliga”, lanza el Chueco. “No, no agarrés para allá tampoco, estuve con un tema de stress”, responde Marcelo. “¿Te llevo a un hospital entonces?, es más fácil”, bromea Codevila, quien termina rematando con un “a este no lo dejan entrar en ningún lado”.

En definitiva, una nueva y divertida presentación del show más grande y esperado de la Argentina. El que, como ya es costumbre desde hace más de una década, a partir de mañana volverá a cautivar al público con las 28 pareja que formarán parte este año del certamen.

 

¿Quién será el gran ganador en 2017?

Comentarios

comentarios