Compartir

Si hay algo que ha caracterizado a Marcelo Gallardo durante toda su estadía como entrenador de River es ser siempre sincero y muy autocrítico a la hora de analizar a su equipo ante la prensa, por eso se mostró preocupado tras una nueva derrota ante Lanús que lo deja más lejos de Boca en la Superliga.

“No tenemos muchas excusas, no generamos muchas situaciones. Confundimos los caminos, tomamos malas decisiones y no supimos resolver. Hay que trabajar e insistir, tenemos material para jugar mucho mejor. Hoy no fue para nada un partido digno, dimos un paso atrás”, sintetizó Gallardo en la zona mixta tras un nuevo traspié ante el un verdugo repetido.

“Después del gol no tuvimos respuestas. Hay que tocar el amor propio de estos jugadores. Sabemos que tenemos calidad. Trabajaremos para tener una buena racha de victorias. No me sienta cómodo estar en esta situación. Tenemos que prepararnos para afrontar todo lo que tenemos, más allá de que a veces es difícil tener que jugar cuando sentís que no tenés nada por qué jugar, en el campeonato nos pasa eso. Tenemos que hacerlo porque estamos preparando un equipo para tener la chance de competir cuando empecemos a jugar Copa, tenemos la final con Boca, más allá de que es no es fácil lidiar con eso de que no tenés por qué jugar en el campeonato“, repitió el Muñeco.

Desde su llegada al banco de River, el equipo ha rendido mucho más en los torneos internacionales que en el campeonato doméstico, que sigue siendo la gran cuenta pendiente del Muñeco, aunque claro está que por dedicarse durante el segundo semestre de 2017 a la Copa Libertadores, descuidó la Superliga y quedó muy lejos.

Pero más allá de ya no tener chances de salir campeón, River no tiene asegurada su clasificación a la Copa de 2019, y las opciones para conseguirla no son muchas. El Millonario deberá ganar la edición 2018, conseguir el tricampeonato de la Copa Argentina o escalar posiciones en la Superliga y terminar entre los cinco primeros. Hoy hay muchos equipos en el medio pero la diferencia es de ocho puntos con 36 en disputa, y no jugarla puede ser un gran perjuicio deportivo y económico para el club. Por eso, sorprendió tanto la frase de Gallardo.

Leer mas

Comentarios

comentarios