Centro de Informes

La heredera de Disney en guerra con la empresa por negrear a los empleados y facturar millones

Escándalo en el mundo de Disney. Abigail Disney, sobrina nieta de Walt Disney, apuntó en las últimas horas contra los directivos de la ex empresa familiar. Aunque todavía mantiene sus acciones, no tiene injerencia en las decisiones que se toman en la firma presidida desde el 2000 por el CEO Bob Iger.

“Es una locura lo que cobra Bob. Las compensaciones de los altos ejecutivos tienen un efecto corrosivo en la sociedad”, señalí Abigail, en el marco de un foro sobre “capitalismo humano” organizado por la Web Fast Company. En efecto, el sueldo de Iger es de 65.6 millones de dólares, lo que equivale a 1.424 veces la paga de un empleado medio en The Walt Disney Company.

Atenta a la polémica que podrían causar sus dichos, documentalista y filántropa de 59 años aclaró de inmediato: “Me gusta Bob Iger. Quiero ser clara, me parece que es un buen hombre. Pero se está dejando llevar por un camino que es por el que va todo el mundo. Cuando cobró su bonus el año pasado, hice las cuentas y le podría haber subido un 15 por ciento el sueldo a todos los empleados de Disneyland y todavía quedarse con 10 millones de dólares”.

“Hay un momento en el que hay demasiado para esta clase de gente que, perdón por ser radical, tiene demasiado dinero. Eso existe”, sumó. Abigail es la hija de Roy E. Disney, el último miembro de la familia que estuvo en la mesa chica de la compañía. Además, es la nieta de Roy O. Disney, quien fundó en 1923 el estudio de animación junto a su hermano Walt.

La empresa no tardó ni 24 horas en publicar su respuesta. “El sueldo del señor Iger se basa en un 90 por ciento en resultados y él ha conseguido un valor excepcional para nuestros accionistas. La capitalización de Disney en el mercado ha crecido exponencialmente en la última década, recaudando 75 mil millones sólo en el último mes. El precio de las acciones ha subido 24 dólares cuando el señor Iger se convirtió en el consejero delegado en 2005, hasta alcanzar los 132 dólares por acción. Todo lo cual beneficia a los miles de empleados que tienen acciones”.

Iger se convirtió en presidente de la empresa en el año 2000 y cinco más tarde asumió como CEO. En los últimos 19 años, fue el encargado del período de expansión de la compañía, que sumó pilares de la industria como Pixar, Marvel y Lucasfilm. No sólo triplicó el valor en bolsa, sino que coronó el año pasado con la adquisición de la 21st Century Fox.

Nadie que contribuya al éxito de una compañía rentable debería dormir en su coche”

Abigail salió también al cruce del tweet de la empresa y resaltó que muchos de los trabajadores de los parques tienen problemas para poder llegar a fin de mes. “Nadie que contribuya al éxito de una compañía rentable y que trabaja a tiempo completo debería pasar hambre, ni debería racionar la insulina, ni debería dormir en su coche”.

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.