Compartir

Las promesas del nuevo presidente francés, Emmanuel Macron, de un gobierno transparente se toparon este lunes con otro escollo luego de que un segundo integrante de su gabinete, una ministra, quedara bajo investigación de la Justicia por denuncias de haber empleado asistentes de manera irregular cuando era eurodiputada.

Comentarios

comentarios