Compartir

Los choferes de la línea 60 de colectivos mantenían hoy el paro por tiempo indeterminado que iniciaron el jueves pasado en reclamo de medidas de seguridad para el desempeño de sus tareas y la reincorporación de trabajadores despedidos.

Tras fracasar una reunión realizada el viernes en el Ministerio de Trabajo entre representantes de la cartera, gremialistas y directivos de la empresa, la huelga, que comenzó el jueves a la tarde, se cumple en todos los recorridos de la empresa Micro Ómnibus Norte S.A. (Monsa)

La medida de protesta, que afecta a unos 250 mil pasajeros, se inició luego que una inspección realizada por la Superintendencia de Riesgos del Trabajo que detectó fallas de seguridad en varias unidades y en las terminales.

Los choferes sostienen que la medida adoptada es para que "no se repita" una muerte como la de David Ramallo, ocurrida el 9 de septiembre pasado, en un accidente con un montacargas en el taller de Barracas. Además reclaman la reincorproración de los choferes que fueron cesanteados.

Los despedidos a los que hace referencia la comisión interna están vinculados a los violentos incidentes –que incluyeron agresiones a personal administrativo de la empresa– registrados en septiembre de 2016 en la terminal ubicada en el barrio porteño de Barracas, y que la jueza laboral Stella Maris Vulcano ratificó la semana pasada.

Leer mas

Comentarios

comentarios