Compartir

El Ente Provincial Regulador de la Electricidad aprobó un cuadro tarifario provisorio y dispuso un aumento promedio del 7,8% en el precio de la electricidad que distribuye la empresa Edersa. El definitivo, que regirá hasta noviembre de 2021, saldrá antes de agosto de este año con una serie de cambios que aún se están evaluando. Sin embargo se informó que están relacionados a las condiciones que se le impondrán a la distribuidora para reconocerle nuevos incrementos.

El aumento se aprobó a través de la resolución 88, en el contexto de la cuarta revisión ordinaria de tarifas que tuvo su audiencia pública en diciembre del año pasado.

En esa oportunidad Edersa había presentado su propuesta que implicaba un incremento de entre el 60 y el 70%, muy lejos del que hasta el momento le otorgó la Provincia. La nueva tarifa tampoco será retroactiva a noviembre del año pasado cuando venció el anterior cuadro tarifario. Se aplicará desde este mes.

“Cabe aclarar que la falta de acceso a cierta información que fue requerida en forma reiterada se tradujo en la ausencia de elementos gravitantes para que el EPRE pueda determinar las pautas para concluir con la revisión tarifaria”, argumentó el presidente del ente regulador, Néstor Pérez, en relación al tiempo que transcurrió entre la audiencia pública y la definición del porcentaje de incremento.

Dijo que “para evitar que esta demora pueda llegar a comprometer la sustentabilidad del servicio, se dispuso una actualización de los costos salariales y los precios de los insumos y servicios incorporados en la matriz de costos del modelo de empresa eficiente, que es la que tomamos como base para calcular la tarifa”.

Sobre el cuadro definitivo informó que implicará “un cambio histórico” que “redundará en un mejor servicio para todos los rionegrinos”. Indicó que “la idea es ir hacia un sistema que reconozca tarifa a las distribuidoras en función del cumplimiento de una serie de pautas” que la Provincia considera “imprescindibles” para “asegurar la preservación y mejora del servicio eléctrico”.

Entre otras habló de planes de inversión tanto en mantenimiento como en obras especiales que se esperan acordar con Edersa en una mesa de diálogo próxima a implementarse. “Estableceremos un régimen de acreditación, inspección y auditoría puntual, que irá liberando los reconocimientos, los cuales serán incluidos en los ajustes trimestrales que el EPRE realiza de los cuadros tarifarios”, detalló Pérez.

Agregó: “Uno de los puntos más destacados que esperamos incorporar es la participación de un veedor designado por el EPRE en las reuniones de directorio de Edersa, con presencia permanente”.

El porcentaje de aumento no puede dejar de leerse dentro del distanciamiento que existe entre el gobierno provincial y Edersa, a cargo del grupo Neuss. Si bien en los últimos meses el conflicto pareció disminuir, el gobernador Alberto Weretilneck llegó a amenazar a la distribuidora con quitarle la concesión. A su vez la empresa acusó al gobierno de buscar desfinanciarla.

A esto se sumaron las críticas de los usuarios por la prestación del servicio.

Comentarios

comentarios