Compartir

Científicos de todo el mundo se unen a la cruzada por diseñar el Atlas completo de las células humanas (iStock)

Una nueva tecnología está por instalarse en el mundo y es de gran importancia para todos los seres humanos. Era imposible de imaginar hace algunos años.

Pero hoy, un gran equipo de científicos de EEUU, Reino Unido, Suecia, Israel y Japón trabaja en esta “cruzada de la ciencia” que revolucionará a la biología y la medicina. Se trata del primer Atlas de las células humanas, una herramienta que pronto transformará la investigación del desarrollo humano y el avance en la búsqueda de la cura de enfermedades como el asma, Alzheimer y cáncer.

Infobae entrevistó en exclusiva al científico a cargo de este megaproyecto, Mike Stubbington, quien dirige el equipo de investigación internacional desde el Instituto Sanger, en Inglaterra. A su cargo trabajan varios investigadores de todo el mundo pertenecientes a prestigiosos centros científicos como el Broad Institute of MIT, la Universidad de Harvard y el nuevo “Biohub” en California financiado por Zuckerberg.

En septiembre, Mark Zuckerberg y su esposa, Priscilla Chan, hicieron del atlas celular el objetivo inaugural de una donación de 3 mil millones de dólares a la investigación médica

Ya desde 1665 -cuando Robert Hooke dio a conocer sus estudios en los que, por primera vez, daba cuenta de la presencia de “celdillas” en los tejidos- el interés por las células formaba parte de una de las ideas centrales de la Biología. Hoy, sabemos que el cuerpo humano está formado por billones de células diferentes.

De cara al futuro se plantea su nuevo y gran desafío: escribir el mapa completo de todas las células del cuerpo para poder clasificar los tipos y propiedades de cada una de ellas y crear así un mapa de referencia del cuerpo humano.

La revolucionaria técnica despertó el interés del CEO y fundador de Facebook, Marck Zuckerberg (iStock)

“La célula es la clave para la comprensión de la biología de la salud y la enfermedad, pero actualmente nuestro conocimiento de la diferenciación de las células en cada órgano, e incluso de qué tipos de celulas que hay en el cuerpo, es limitada. Esta iniciativa es el inicio de una nueva era de conocimiento celular”, destacó Sarah Teichmann, directora de genética celular del Instituto Sanger situado en Reino Unido.

El resultado será un recurso valioso (y gratuito) para los investigadores de ciencias biomédicas, bien para los que estudian el desarrollo humano o bien para quienes investiguen la progresión de enfermedades como el asma, el Alzheimer y el cáncer.

Mike Stubbington, jefe del proyecto en el Instituto Sanger, a la derecha, con su colega Tapio a la izquierda (Sanger)

-¿Podrías describir este gran proyecto en el que están trabajando?

Por supuesto, yo lidero el equipo del Instituto Sanger de Inglaterra que trabaja en el “Proyecto del Atlas de las células humana”. Se trata de un esfuerzo muy grande a nivel internacional que lo que busca es comprender cada tipo de célula que existe en el cuerpo humano. La iniciativa del Atlas de las Células Humanas es el comienzo de una nueva era del conocimiento celular. Descubriremos nuevos tipos de células, hallaremos cómo cambian con el tiempo durante el desarrollo y las enfermedades y tendremos una mejor comprensión de la biología.

-¿Cómo es el equipo que está su cargo? ¿Cómo resulta conducir a tantos investigadores prestigiosos de distintas partes del mundo?

Sí. La verdad que esto involucra e investigadores alrededor del mundo y a varias organizaciones. Hay en total más de 20 personas trabajando en él, de muchos países diferentes. Realmente es una colaboración y una apuesta internacional como pocas. La dirección principal se hace desde el Instituto Sanger, aquí en Inglaterra y desde el MIT y Harvard de Boston. Pero mis investigadores vienen de distintas países de Europa, Asia y de los EEUU.

-¿De qué manera puede ayudarnos este “Atlas de las células”?

Creemos que hay muchas formas en las que puede ayudar. Hay una manera fundamental que tiene que ver con la mejora de nuestros conocimientos sobre biología. Lo primero que hace es que nos dice en qué estamos trabajando, si estamos interesados en las células humanas, esto nos dará una idea de cuántas hay y cómo son. Así que, hará un aporte a la altura de la del Proyecto del Genoma Humano que tantas herramientas brinda a quienes trabajan en genética. Esperamos que esto pueda hacer un aporte de esa dimensión a la Biología.

El logo del proyecto (Sanger)

Pero de todas sus múltiples aplicaciones, creo que lo importante es que si entendés cada gen y cada célula que hay en nuestro cuerpo, realmente podés empezar a diseñar drogas de una manera muy precisa y así saber cómo actúan en todo el cuerpo. Y quizás también comprender mejor los efectos secundarios que estas drogas tienen.

Así que creemos que hay muchos aspectos en los que esto puede ser útil. También si pensamos en el diagnóstico, porque si podés conocer la célula cuando está sana, cuando ves la biopsia de un paciente o un examen de sangre, entendés qué enfermedades lo están afectando.

LEA MÁS:

Todas las respuestas sobre el genoma humano

-¿Así que diría que la aplicación principal tiene que ver con la comprensión, tratamiento y cura de la enfermedad?

Creemos que tendremos un impacto gigantesco en el tratamiento de enfermedades y en el diseño de drogas. Pero también creo que vamos a tener una gran incidencia en distintas áreas de la biología, me encanta que esto pueda usarse en distintos campos de esta ciencia para tratar de entender la biología humana y cómo funcionamos. Descubriremos nuevos tipos de células, averiguaremos cómo cambian a lo largo del tiempo durante el desarrollo y la enfermedad, y comprenderemos mejor la biología.

-Entonces esto va a ser muy disruptivo

Sí, creo que eso va transformar realmente en términos de la compresión de nuestra biología humana. Técnicamente, es un estudio que va generar una transformación. Las células son fundamentales para comprender la biología de la salud y las enfermedades, pero los científicos no pueden decir aún cuántas tenemos, cuántos tipos diferentes existen, o cómo se diferencian de un órgano a otro. Seguro veremos algunas cosas que esperamos, que sabemos que existen, pero estoy seguro de que habrá cosas totalmente nuevas. Seguramente habrá grandes sorpresas.

Científicos aseguran que se va transformar en términos de la compresión de la biología humana (Sanger)

-¿Qué tecnologías se utilizan?

Hay tres tecnologías que se unen para hacer posible este nuevo tipo de mapeo. Las células individuales están separadas, etiquetadas con perlas diminutas, y manipuladas en gotas de aceite que son derivadas como coches por las estrechas calles unidireccionales de capilares artificiales grabadas en un pequeño chip, por lo que puede ser acorralado, agrietado abierto, y estudiado uno por uno.

La segunda tiene que ver con la capacidad de identificar los genes activos en células únicas, por decodificación en máquinas de secuenciación rápida y eficiente a un costo de sólo unos pocos centavos por célula. Un científico ahora puede procesar 10.000 células en un solo día.

Y la tercera tecnología que utilizamos es una nueva técnica de etiquetado que puede localizar cada tipo de célula -en base a su actividad génica- a un código específico en un órgano o tejido humano.

Con un conocimiento celular profundo se pueden diseñar drogas de una manera muy precisa (MB)

-Mark Zuckerberg y su esposa se sumaron al proyecto con una donación muy generosa. ¿Cuántos los ayudó esto, no sólo en términos económicos, sino en el respaldo, exposición y publicidad?

Es realmente excitante tener a una organización como la “Chan-Zuckerberg Biohub” . detrás nuestro y poder estar trabajando así en esto. Mark nos ayudó y respaldó mucho, desde el principio; de manera muy contundente y generosa. El estuvo apoyando la reunión que tuvimos en Stanford, en California; que fue grandiosa porque representó la oportunidad de reunir a todos los investigadores de distintas partes del mundo para comenzar realmente a pensar y discutir el proyecto.

Pero también hace poco abrió un llamado para postulaciones a quienes quieran realizar trabajos de campo y pruebas pilotos tempranas; todavía estamos esperando el resultado de esa iniciativa para saber cuáles de esos proyectos serán sumados y financiados, tener a su organización aporta muchísimo al desarrollo del proyecto.

LEA MÁS:

CRISPR, cómo es la tecnología que permite “editar” las células de cualquier organismo vivo

Zuckerberg planea donar 3 mil millones de dólares para curar todas las enfermedades del mundo

Comentarios

comentarios