Compartir

La falta de gas en buena parte de la Universidad Nacional del Comahue (UNC) afecta la actividad en el comedor y repercute en la cursada de los estudiantes. La situación viene desde octubre del año pasado, pero se profundizó por el período de bajas temperaturas.

Enrique Matoz, dirigente de la agrupación Miles, dijo que desde la facultad le dijeron que en abril se iba a solucionar el tema del gas. “Hasta hoy no tenemos respuestas. El otro día nos juntamos con autoridades de la facultad y nos dijeron que posiblemente después de las vacaciones de invierno se iba a solucionar pero cursamos con 13 grados. Creemos que vamos a pasar todo el invierno sin gas”, dijo .

Comentó que la situación viene de octubre del año pasado y describió que se siente en el edificio viejo y en el sector de la Facultad de Ciencias del ambiente y de la Salud (Facias).

Especificó que el problema en el suministro de gas afecta a estudiantes de humanidades, trabajo social, licenciatura en enfermería, saneamiento ambiental, ingeniería, y seguridad e higiene.

Anabella, estudiante de la licenciatura en saneamiento ambiental que trabaja en la atención de la fotocopiadora de Facias, comentó que la falta de gas en el edificio repercutió en el servicio porque tienen que emplear dos caloventores para calefaccionarse pero “es un problema a la vez porque si utilizamos al mismo tiempo las dos fotocopiadoras que tenemos nos salta la térmica”.

Rafael Vallejo, vocal de la agrupación Eppur Si Muove que conduce el Centro de Estudiantes en la Facultad de Ingeniería, afirmó que la baja en el suministro de gas “repercutió muchísimo en el comedor porque hubo un aumento en el precio del plato (25 pesos con carnet, y 40 pesos sin carnet), y se disminuyó la cantidad de platos (antes se hacían 700) y ahora están en 200-300 platos”.

Añadió que para que el comedor funcione “se tuvo que alquilar un zeppelin, y se tiene que hacer una recarga cada 15 días” y sostuvo que incluso “los 700 platos de antes eran pocos, y ahora encima son menos”.

Agregó que al no tener gas “no se puede cursar en humanidades, y nos quitaron el ala sur de biblioteca para hacerlo aula, y nos están quitando el espacio de estudio”.

Al respecto, Roxana Pinto, otras de las integrantes del Centro de Estudiantes de Ingeniería dijo que “los estudiantes estamos casi todo el día en la universidad. Por lo del gas hoy hay falta de espacios para estudio. Por esta razón hoy en los pasillos de todas las facultades hay estudiantes de ingeniería. Y si encontrás un aula vacía te quedas.


Fuente: Regionales – Río Negro

Comentarios

comentarios