Centro de Informes

La violenta historia de “El Pugni”, el ladrón que robó una camioneta con un bebé adentro y se refugió con su suegra

Este lunes por la tarde, la policía bonaerense detuvo a Esteban Leonel Altamirano, alias “El Pugni”, oriundo de Banfield, de 20 años de edad, buscado por el robo particularmente violento de una camioneta Jeep Renegade con mercadería en el barrio Chaco Chico de Lomas de Zamora.

El robo ocurrió el 19 de junio pasado: Altamirano encañonó a una mujer que llevaba 20 cajas de souvenirs que transportaba al Correo Argentino tras vender el material por Mercado Libre. No solo había otra mujer en una camioneta, amiga de la conductora. También estaba un bebé, hija de la que manejaba. La amiga de la conductora rescató al bebé. “El Pugni” arrancó. Un cómplice lo esperaba a metros con un vehículo de apoyo.

El caso se calificó automáticamente como un hecho de piratería del asfalto y la investigación recayó en la UFI de la jurisdicción especializada en ese delito a cargo del fiscal Diego Benedetto. La calificación no sorprende: hace años que los piratas del asfalto atacan camionetas pequeñas en vez de camiones de gran porte. Un informe de la Mesa Interempresarial de Piratería de Camiones, que une a aseguradoras, fuerzas de seguridad y ministerios así como transportistas y empresas, estima que un 78% de los robos a mercaderías en tránsito son a vehículos pequeños.

Altamirano en foto de sus redes sociales.

Así, la DDI de Lomas de Zamora comenzó a buscarlo. Identificarlo no fue difícil. El barrio Chaco Chico la hizo fácil: publicaron sus fotos en redes sociales luego de que el video del asalto saliera en canales como TN y se viralizara.

Su víctima, la madre del bebé, lo reconoció de inmediato. “Es el que me robó”, dijo en el expediente a cargo del fiscal Benedetto.

La DDI allanó primero una casa en Banfield. No lo encontraron. Otro dato llevó a Longchamps. Tampoco estaba. Sin embargo, alguien allí señaló a la villa Numancia en Guernica, donde vive la suegra de “El Pugni”: allí lo encontraron, refugiado en la casa de la madre de su novia.

“El Pugni”, tras ser detenido por la DDI de Lomas de Zamora.
“El Pugni”, tras ser detenido por la DDI de Lomas de Zamora.

Altamirano se negó a declarar ante el fiscal Benedetto y continúa en una celda. No es la primera vez que lo esposan por un robo: ya lo habían detenido por otro caso de piratería del asfalto a mano armada en enero de 2017 que tramitó en una UFI de Lomas de Zamora. Según fuentes judiciales, “El Pugni” fue sobreseído en este expediente.

“Le sacaron la motito esa vez”, recuerda su abuelo en Banfield: “Mi nieto hacía changas de delivery, vivía entre lo de la madre y el padre. Me enteré ayer que lo detuvieron. Estoy hecho pelota. Esto es un desastre”.

SEGUÍ LEYENDO:

Las escuchas a “El Jinete”, el rey de los títulos secundarios truchos que se vendían por Mercado Libre

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.