Centro de Informes

Las cuatro definiciones económicas de Alberto: deuda, Presupuesto, Consejo Económico y Acuerdo Solidario

El primer discurso de Alberto Fernández como Presidente de la Nación contuvo diversos mensajes, entre ellos algunos de orden económico que anticipan las medidas más urgentes de su gestión.

 

“La deuda externa en relación al PBI está en su peor momento desde el año 2004″, comenzó definiendo Fernández sobre la situación. En esa línea, el mandatario reafirmó su postura: “Vamos a encarar el problema de la deuda externa. No hay pagos de deudas que se puedan sostener si el país no crece. Tan simple como esto: para poder pagar, hay que crecer”.

 

Si bien manifestó la intención de buscar una relación constructiva y cooperativa con el FMI y con los acreedores, dijo que “resolver el problema de una deuda insostenible que hoy tiene Argentina no es una cuestión de ganarle una disputa a nadie. El país tiene la voluntad de pagar, pero carece de capacidad para hacerlo”.

 

“El Gobierno saliente tomó una inmensa deuda sin generar más producción con la cual obtener los dólares imprescindibles para pagarla. Los acreedores tomaron un riesgo al invertir en un modelo que ha fracasado en todo el mundo una y otra vez. Nosotros queremos resolver el problema y para eso necesitamos que todas las partes trabajemos responsablemente”, explicó.

 

“No vamos a repetir la triste historia de misiones de técnicos imprudentes que prometen planes que no pueden cumplir y toman decisiones que luego terminan comprometiendo el destino de millones de argentinas y argentinos. Seriedad en el análisis y responsabilidad en los compromisos que se asumen para que los más débiles dejen de padecer; bajo esas premisas asumiremos toda negociación de nuestra deuda”, concluyó el Presidente.

 

En este contexto, el mandatario anunció que no se le dará tratamiento parlamentario al Presupuesto Nacional proyectado por el gobierno saliente para el ejercicio 2020. “Sus números no reflejan ni la realidad macroeconómica, ni las realidades sociales, ni los compromisos de deuda que realmente han sido asumidos”, explicó.

 

Según Fernández, un presupuesto adecuado solo puede ser proyectado una vez que la instancia de negociación de las deudas haya sido completada y, al mismo tiempo, se hayan implementado un conjunto de medidas económicas, productivas y sociales para compensar el efecto de la crisis en la economía real.

 

“La Nación está endeudada, con un manto de inestabilidad que desecha cualquier posibilidad de desarrollo y que deja al país rehén de los mercados financieros internacionales. Tenemos que sortear ese escenario. Para poner a Argentina de pie el proyecto debe ser propio e implementado por nosotros, no dictado por nadie de afuera con remanidas recetas que siempre han fracasado”, señaló.

 

Para reordenar a la economía, expresó la necesidad de “salir de la lógica de más ajuste, más recesión y más deuda que se ha impuesto en los cuatro años que hoy acaban. En esa acción de reordenamiento, vamos a proteger a los sectores más vulnerables”.

 

Por ello, destacó que “en este presente que afrontamos, los únicos privilegiados durante su gobierno serán quienes han quedado atrapados en el pozo de la pobreza y la marginación”.

 

“Necesitamos aliviar la carga de la deuda para poder cambiar la realidad. Debemos volver a desarrollar una economía productiva que nos permita exportar y así generar capacidad de pago”, adirmó Fernández. En esa línea, destacó el plan de Acuerdos Básicos de Solidaridad en la Emergencia, “que busca resolver la situación de desorden, para otorgarle consistencia económica y social a nuestra recuperación”.

 

Sobre los acuerdos, aclaró que todas las variables (que inlcuyen precios, salarios, tarifas, tipo de cambio, aspectos monetarios, fiscales y sociales), serán explicitadas en los próximos días, convocando a todos los sectores involucrados.

 

Según Fernández, el plan macroeconómico “es una pieza central pero no aislada de un Proyecto Nacional de Desarrollo que comprende múltiples áreas interrelacionadas”. “Vamos a trabajar de manera simultánea en nuevos ejes para transformar nuestra estructura productiva, con políticas activas que den cuenta del cambio tecnológico vertiginoso que enfrentamos, de la interrelación entre industrias, recursos naturales y servicios”, explicó.

 

Para impulsar los debates económicos, el Presidente enviará en los próximos días al Parlamento las bases legislativas para institucionalizar el Consejo Económico y Social para el Desarrollo, que será el órgano permanente para diseñar, consensuar y consagrar un conjunto de políticas de Estado para la próxima década.

 

“Le daremos rango legislativo y propondremos que sus máximas autoridades sean elegidas con acuerdo Parlamentario, por un período de gestión que trascienda nuestro mandato. Pretendemos que en este ámbito plural se diseñen los grandes pilares institucionales y productivos de mediano y largo plazo -sin discusiones coyunturales-, rumbo a un desarrollo humano integral e inclusivo”, explicó sobre el rol que tendrá el órgano.

 

“Aspiramos a que desde este Consejo se abran debates informados, con evidencia científica, con participación creativa, con el concurso de técnicos y profesionales de toda la Argentina que puedan inspirar la construcción de rumbos diferentes. Es tiempo de comenzar por los últimos, para después poder llegar a todos: este es el espíritu que hoy inauguramos. Los convoco sin distinciones a poner a la Argentina de pie, que comienza a caminar, con desarrollo y justicia social”, concluyó el Presidente al respecto.

 

 

La entrada Las cuatro definiciones económicas de Alberto: deuda, Presupuesto, Consejo Económico y Acuerdo Solidario se publicó primero en El Economista.

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.