Centro de Informes

¿Macri ya fue? Rodríguez Larreta y Vidal analizan su futuro después de las elecciones de octubre

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, comienzan a dar señales de lo que sería la estrategia de contención y a largo plazo en términos políticos; es lo que denomina “macrismo sin Mauricio Macri” y sin el jefe de Gabinete, Marcos Peña.

Mantener el gobierno de la Ciudad, ayudar a remontar la elección de algunos intendentes del conurbano que son parte del oficialismo, cerrar filas con el radicalismo, y apostar a consolidar la mayor cantidad de legisladores provinciales y nacionales forman parte del abanico de variables que Rodríguez Larreta y Vidal evaluaron.

Lee más | Larreta se pone el overol de cara a octubre ante la amenaza de no conseguir la reelección

Eso sí, ninguno de ellos le soltará la mano a Macri sino que seguirán jugando en tándem con el presidente. “Antes de la elección de octubre no puede haber fisuras internas. Eso sería peor. Nosotros no hicimos eso antes, no lo haremos hasta que termine esto”, explicó una calificada fuente partidaria.

Después la situación es otra. En la sede del Gobierno porteño ya incluso bromean con que van a ir a visitarlos todos para ver cómo se pueden reacomodar. Mientras tanto el jefe de Gobierno porteño mantuvo un encuentro ayer con su Gabinete, hoy con los candidatos y mañana será el turno de con todos los funcionarios desde Directores en adelante. La prédica es simple: se tiene que hacer todos los esfuerzos para ganar en primera vuelta.

Larreta ya planea una campaña “hiper vecinalista” en la que no hará otra cosa que caminar las 15 comunas de la Ciudad con el foco puesto en la 4 y la 8 que fue donde se impuso el Frente de Todos. “No se va a involucrar tanto en la nacional”, explicaron fuentes gubernamentales que si remarcaron que se le daría ayuda a Vidal en Lanús, Tres de Febrero, Morón y La Plata para intentar retener esos municipios.

En cuanto al interior de la provincia de Buenos Aires, la mandataria provincial buscará apoyar sobre todo a los jefes comunales de Bahía Blanca, Héctor Gay, y de Pinamar, Martín Yeza, como también al diputado nacional Guillermo Montenegro que tiene grandes chances de ganar en Mar del Plata. A eso se sumarán los intendentes de la UCR, que representan la mayor parte del abanico del oficialismo en la provincia.

Lee más | ¿Se viene el “macrismo sin Macri? El presidente se juntó con la “mesa chica” del PRO y recibió duras críticas

Todo esto se encuentra supeditado a que en la Casa Rosada logren contener la crisis económica. “Si calman un poco, no mucho, a los mercados hay una chance clara de mantener la Ciudad. Es la única a favor que tenemos porque del otro lado tenes el envión de la victoria en las PASO. Si en octubre se repite la tendencia y nosotros vamos a ballotage en la Ciudad se va a hacer cuesta arriba”, admitió una calificada fuente del PRO.

Nadie lo dice públicamente pero el resultado en la Ciudad, que con la proyección de los votos en blancos supera apenas el 50% de los votos, si bien fue bueno generó preocupación en el seno del larretismo. “Es a todo o nada en octubre”, vaticinan.

Mientras tanto en el Frente de Todos manejan por primera vez en doce años la posibilidad de “animarsele” al PRO luego de que Matías Lammens rompió el techo del 30%. “Pero ojo, que fue por arrastre de Alberto y lo ninguneraron feo desde el Gobierno. Vamos a ver cómo nos va estos meses. Falta mucho”, remarcaron desde el armado porteño de la oposición.

El plan para el 11 de diciembre empezó a tejerse de a poco.

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.