Compartir

En Estados Unidos, Donald Trump se retira de acuerdos internacionales y confronta a socios y rivales; en Alemania, Angela Merkel está empantanada en negociaciones para formar gobierno; en Reino Unido, Theresa May lucha por concretar el Brexit sin desatar una crisis. El establishment occidental se quedó sin un líder y el flamante presidente de Francia, Emmanuel Macron, ya trabaja para quedarse con la vacante.
Esta semana Macron realizó su primera visita oficial a China y, además de las posibilidades comerciales, se concentró en reivindicar la cooperación en la lucha contra el cambio climático, un esfuerzo internacional que Trump abandonó con un portazo a mediados de año.
"¿Quién podría haber imaginado hace unos años que China demostraría ser una fuerza de impulso global en este asunto?", aseguró Macron codo a codo con su par Xi Jiping y destacó: "El acuerdo (contra el cambio climático) de París no habría sobrevivido" sin Beijing. Leer mas

Comentarios

comentarios