Compartir

La posibilidad de que coincidan Maduro y Trump augura una tensión singular para la cumbre, en momentos en que Washington viene acentuando su presión sobre Caracas y multiplicó las sanciones a funcionarios chavistas en los últimos meses.“Gobernabilidad democrática frente a la corrupción”.

La reunión tendrá lugar en momentos en que la mayoría de los países de la región está preocupada por la crisis política y humanitaria que sufre Venezuela. Además, será la primera cumbre desde que Donald Trump asumió la Presidencia de Estados Unidos, aunque aún no está confirmada su asistencia.

Comparto la carta de invitación que recibió el Presidente @NicolasMaduro para asistir a la VIII Cumbre de las Américas en Perú. El Presidente asistirá puntualmente para defender la soberanía de Nuestra América Latina y Caribeña, y para reunirse con el combativo pueblo del Perú pic.twitter.com/Q1GGsvCFxh

— Jorge Arreaza M (@jaarreaza) 6 de febrero de 2018

“Todavía no tomamos una decisión final sobre si el presidente Trump vendrá o no; depende de su agenda”, dijo ayer el secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, de visita en Lima. “Que asista Maduro o no no es lo importante; lo importante es que se ha establecido un buen temario para la cumbre, para tratar los temas que afectan a la región”, evaluó Tillerson.
Leer mas

Comentarios

comentarios