Compartir

Balcedo y su esposa, Paola Fiedge (Gentileza: El País)

La justicia uruguaya formalizó hoy la acusación contra el sindicalista argentino Marcelo Balcedo y su esposa Paola Fiedge por presunto lavado de activos, contrabando y tráfico de armas.

La audiencia, realizada esta mañana, fue encabezada por el fiscal Rodrigo Morosoli, ante quien comparecieron el ex líder del Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación (Soeme) y su cónyuge. Ambos seguirán con prisión preventiva durante otros 150 días, ya que la fiscalía consideró que existe riesgo de fuga.

Según informó la prensa local, Morosoli aseguró que Balcedo tenía pronto un avión para viajar a Miami el día de su detención en su chacra El Gran Chaparral.

De esta manera, el pedido de extradición que realizó la Justicia argentina la semana pasada se demorará y recién será planteado en otra audiencia, que se hará el próximo jueves.

Por recomendación de sus abogados, Balcedo rechazaría el proceso de extradición para, eventualmente, ser juzgado en Uruguay.

La audiencia en la que fue formalizada la acusación contra Balcedo y su pareja se realizó esta mañana en el juzgado de Crimen Organizado que tiene competencia nacional y a donde el imputado y su mujer llegaron en coches distintos.

La fiscalía considera que hay indicios suficientes para probar los hechos que se le imputan a Balcedo y su esposa en un juicio.

El dinero encontrado en una de las cajas de seguridad de Balcedo

Ayer, la justicia federal de La Plata ordenó la intervención del Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación (Soeme) en el marco de la investigación contra su titular, Balcedo, y otro miembro del consejo directivo, Mauricio Yebra.

Tras la decisión judicial, el gremio tendrá una conducción colegiada que conformarán un representante del Ministerio de Trabajo de la Nación y otro de la misma cartera de la provincia de Buenos Aires.

Balcedo y su mujer fueron detenidos -y encarcelados- el 4 de enero en una chacra en la localidad de Piriápolis, en Uruguay, en tanto que Yebra, que se desempeñaba como responsable administrativo del gremio, se entregó un día más tarde en los tribunales federales de La Plata.

Para la Justicia, Balcedo y sus colaboradores lavaron decenas de bienes, entre otros autos de lujo, como una Ferrari Modelo California, un BMW X6, un Porsche Boxter y una Smart modelo Fortwo City; chacras y terrenos en zonas exclusivas de Uruguay; una casa en el country Abril; embarcaciones, y dinero en efectivo.

El Gran Chaparral, la mansión de Balcedo en Uruguay (Marcelo Umpierrez)

De hecho, cuando fue detenido, en su chacra de Piriapolis "El Gran Chaparral", a Balcedo se le incautaron llaves de cinco cofres y una carta escrita a mano que detallaba el dinero que habría en cada uno de ellos y que según esa nota, la cifra era cercana a los 7,5 millones de dólares.

Hace unos diez días, la Fiscalía de Maldonado, junto con Interpol y la policía uruguaya culminó con un operativo en el que hallaron más de 7,5 millones de dólares en cajas de seguridad de bancos de Montevideo y Punta del Este, pertenecientes a Balcedo.

El dirigente del Soeme, su mujer y sus hijos vivían desde 2010 en esa chacra, valuada en varios millones de dólares. Al ser detenida, la pareja disponía de casi medio millón de dólares en efectivo, una pistola Glock 9 milímetros, un revólver CTC 38, una réplica de AR 15 calibre 22 marca Colt con una gran cantidad de municiones y cuatro autos de alta gama.

Kreplak había dispuesto también días atrás la inhibición general de bienes de Balcedo y de su madre, Myriam Chávez, ya que si bien ella no está formalmente imputada, "la Justicia investiga la vinculación patrimonial y laboral" que podría haber entre ambos.

"No se sabe de quién son los bienes, precisamente porque el delito de lavado supone muchas veces la actuación de testaferros", contaron los investigadores.

La semana pasada el juez formalizó también el pedido de extradición de Balcedo en el que consignaron que el sindicalista, (en carácter de secretario general del Soeme) extrajo, junto con Yebra (en carácter de empleado), no menos de 80 millones de pesos en efectivo de una cuenta del Banco Columbia, de titularidad del gremio, delegación Buenos Aires, en 2012 y 2013, "sin que dicha operación esté justificada en razones funcionales del sindicato al cual pertenecían los fondos".

LEA MÁS

La Justicia ordenó la intervención del gremio de Marcelo Balcedo

Leer mas

Comentarios

comentarios