Centro de Informes

Mataron de un tiro a una joven de 16 años y ahora se investiga si el asesino fue el novio o su hermano de 10 años

Natalia Saban fue asesinada de un balazo en la cabeza el pasado lunes en una casa de la localidad de José León Suárez. Por  el hecho, los investigadores ahora buscan al novio de la joven de 16 años, y a su suegro, aunque tampoco descartan que el autor del disparo haya sido un chico de 10 años, quien en primera instancia confesó que se le había escapado un tiro mientras descargaba el arma.

Según informaron fuentes judiciales, el fiscal a cargo de la causa, Fabián Hualde, del Fuero Penal Juvenil de San Martín, espera los resultados de dos peritajes clave, ya que los médicos forenses de la Policía Científica realizarán esta tarde en la morgue del Hospital Carrillo de Ciudadela la autopsia al cuerpo de Saban, mientras que al menor ya se le tomaron muestras de sus manos para la prueba del “dermotest” en la que se buscarán restos de antimonio, bario y plomo, los tres elementos que quedan impregnados en la mano que sostiene un arma al cometerse un disparo.

“Es importante para nosotros conocer por dónde ingresó el tiro en la cabeza de la víctima y la trayectoria del disparo para ver si es compatible con la versión que dio el menor”, dijo a Télam una fuente de la causa.

Por el momento, no se descarta ninguna hipótesis, ya que el relato del niño, pese a su corta edad, no tuvo fisuras, e incluso ante el fiscal aseguró que el mismo había sido el que había disparado contra Saban.

Durante su declaración, explicó que el revólver calibre 32, que todavía no fue hallado, era de su hermanastro de 20 años, quien al momento del hecho se la dio para que la cuidara porque necesitaba ir al baño. “El niño contó que estaba manipulando el arma y decidió quitarle las balas, pero cuando cerró el tambor se produjo un estruendo y él salió corriendo tres cuadras hasta la casa de su madre”, dijo una fuente.

Lee más. Atropelló, mató, intentó huir y casi lo linchan: brutal accidente en Avellaneda en el que murieron tres personas

En su relato, el menor aclaró que el disparo salió en dirección a una puerta, que él estaba solo en el ambiente, y que la víctima estaba en el patio.

A pesar de que con su confesión el niño parecería ser el principal responsable, lo cierto es que los investigadores también cuentan con testigos que aseguran que el novio de la víctima se dedica a la venta de drogas y que el arma se la había provisto su padre, para que se cuidara de enemigos.

Por el momento, el niño de 10 años, que por su edad es inimputable y no puede estar detenido, fue entregado a su abuela para su guarda, mientras que su hermanastro, y el padre de ambos, son buscados por la policía para que se presenten a declarar por el crimen.

Saban resultó baleada en la cabeza el lunes en la casa de su novio, ubicada en Ingeniero Huergo al 9800 de Villa Hidalgo, en José León Suárez, pero falleció ayer a la mañana en el Hospital de San Isidro. Aunque desde un primer momento la familia del menor aseguró que él había sido el autor del disparo, lo cierto es que mamá de Saban descree de esta versión, y en su cuenta de Facebook apuntó directamente contra la pareja de su hija.

“No sabés cómo te detesto. Te deseo lo peor. Nos arruinarte la vida,  por favor difundan esta foto para que se haga justicia por hija”, pidió en la red social.

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.