Compartir

La jefa de la agrupación Tupac Amaru, Milagro Sala, cumplió ayer 500 días en prisión en Jujuy, imputada en casi una decena de causas por diversos delitos.

La dirigente kirchnerista fue arrestada el 16 de enero de 2016 en una protesta contra el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales. Desde que se encuentra detenida, Sala fue condenada en dos juicios por la Justicia provincial, en uno de ellos a tres años de prisión en suspenso por daños agravados durante una manifestación en el 2009.

Sin embargo, se encuentra con prisión preventiva en otras tres causas en las que se le imputan los delitos de asociación ilícita y fraude a la administración pública con fondos para construir viviendas sociales que no fueron realizadas, y extorsión, que ya se encuentran con pedido de elevación a juicio. También es investigada por tentativa de homicidio agravado; lesiones graves; tentativa de privación ilegítima de la libertad (acusada de haber ordenado el secuestro de un bebe para intimidar a una familia en 2011); lavado de dinero y evasión fiscal. La Corte estudia dos reclamos de libertad y se espera que dictamine si Sala continúa o no con prisión preventiva antes de la feria judicial, en julio.


Fuente: Nacionales – Diario Rio Negro

Comentarios

comentarios