Compartir


Según confiaron a Télam voceros sindicales, el líder del gremio de los camioneros juzga por estos días que el espinel gremial aparece claramente dividido frente a su convocatoria a movilizarse, en principio por la avenida 9 de Julio, contra la política económica vigente.
Las organizaciones que prometen acompañar la caravana moyanista coinciden en el diagnóstico inquietante que traza el camionero respecto de la situación socioeconómica, mientras otras tantas consideran que la marcha en cuestión respondería en realidad a la complicada situación juidicial de su principal organizador.
"El 22 de febrero es una marcha de camioneros, y no tenemos clara la agenda del sindicato", señaló públicamente Héctor Daer, uno de los tres triunviros de la central sindical, al tiempo que agregó que para plegarse a una manifestación de esas características debería existir "una agenda colectiva".
Leer mas

Comentarios

comentarios