Compartir

(Getty)

Una oferta inesperada llegó ayer a las oficinas de River Plate: el Toluca de México, club dirigido por el argentino Hernán Cristiante, hizo una propuesta para llevarse a Jonatan Maidana, el último bastión, junto a Leonardo Ponzio, del equipo Millonario que recuperó su mística allá por 2014/2015 cuando ganó casi todo lo que disputó. Sin embargo, las charlas no prosperaron y el futbolista se quedará en la entidad riverplatense.

Vale la pena recordar la historia de Maidana en River: llegó al club en junio de 2010, cuando tenía 24 años, sin el aval de casi ninguno de los hinchas. ¿Les disgustaba su calidad? ¿Se dudaba de su nivel? No, el jugador venía de un exitoso pasado en Boca (jugó 66 partidos, marcó un gol, ganó dos títulos locales y dos internacionales) y esto era suficiente para rechazar su desembarco pese a que en el medio había pasado por el Metallist de Ucrania y por Banfield.

Cuando el rumor de su pase al Millonario comenzó a tener asidero Maidana jugó una carta fuerte: "Estoy ansioso por jugar en River… En cuanto mi representante me comentó del interés, le dije que le diera para adelante. Yo me siento muy cómodo jugando en el país, por la familia, el idioma… Y en este caso me seduce mucho más, porque se trata de River".

Hubo una tarde en que la suerte, el destino o vaya a saber qué, se puso de su lado. Fue la del 16 de noviembre de 2010, apenas tres meses después de su debut, cuando le marcó a Boca el único gol, el del triunfo de River, en el Superclásico del Torneo Apertura de ese año. Y lo celebró, claro. "Sí, lo festejé. Lo grité y me fui a abrazar con mis compañeros. Era un clásico. Y más en mi posición, que no se da todos los días eso de meter un gol", contó.

Lo que vino después del fatídico descenso es historia conocida. El ascenso con Matías Almeyda, la resurreción con Ramón Díaz y la consagración con Marcelo Gallardo, quien supo decir que "Maidana es un animal competitivo". Y lo es, no ha dejado de serlo, pero los tiempos avanzan sin piedad y Jony, abrumado por algunas lesiones y un espacio ciertamente perdido en la consideración del técnico, barajó seriamente la decisión de salir, de buscar un rumbo nuevo.

Sin embargo, el defensor que cumplirá 33 años el próximo 29 de julio y que en los siete años que lleva en River rechazó varias ofertas, finalmente permanecerá en Núñez más allá de la propuesta de México, un destino que ya lo había tentado en 2014.

LEA MÁS EN INFOBAE DEPORTES

Leer mas

Comentarios

comentarios