Compartir


Alrededor de las 2 de esta madrugada, superadas las cuatro horas de baile y batucada en el corsódromo Nolo Alías, los palcos del carnaval correntino experimentaron un pico de euforia que elevó la pasión observada en el público el fin de semana anterior.
El paso de la comparsa Sapukay, una de las formaciones más extendidas y lujosas con unos 500 integrantes, generó una onda expansiva en el fervor de la fiesta que se extendió hasta el desfile de la agrupación musical Samba Total, que hizo permanecer de pie al público.
La jornada, que se extendió hasta pasadas las 6, había tenido su apertura con otra agrupación musical, Samba Show, a la cual siguió Kamandukahia, que compiten en categorías distintas a las de las comparsas de la primera categoría.
Por requisito del reglamento, este año todas las formaciones se ven obligadas extender a lo largo de la pista diversos números de baile y percusión que enriquecen la competencia, ya que el jurado no se encuentra en un solo lugar en forma permanente, sino que se divide de modo aleatorio por diversas ubicaciones.
El cierre de anoche, luego de la “esplendorosa” Copacabana y de la agrupación Sambanda, llegó con Arandú Beleza, de estilo brasileño con mucha influencia del axé, Imperio Bahiano y con la multitudinaria Ará Berá, actual campeona del carnaval de Corrientes.

Comentarios

comentarios