Centro de Informes

Oficialismo posterga la agenda legislativa hasta las ordinarias

 Por Pablo Varela

 

Tras la exposición del ministro de Economía, Martín Guzmán en la Cámara de Diputados, el oficialismo difícilmente reactive la agenda legislativa antes de la apertura de sesiones el próximo 1º de marzo.

 

En el Congreso, por ahora analizan la posibilidad de que el Senado trate la Ley de Góndolas, la que tiene media sanción en la Cámara Baja desde fines del año pasado. El Senado también deberá tratar el pliego de los embajadores, y por ahora está frenado la elección del Procurador General de la Nación, cargo para el que Alberto Fernández propuso a al juez federal Daniel Rafecas.

 

En el oficialismo, sólo contemplan que antes de que finalice la prórroga de sesiones extraordinarias (29 de febrero) en Diputados pueda ingresar el proyecto del Consejo Económico y Social, aunque nadie lo da por seguro.

 

En la Casa Rosada, aseguran que los proyectos de ley “grandes”, que andan circulando, serán anunciados por el Presidente ante la Asamblea Legislativa.

 

Uno de esos proyectos es el de Reforma Judicial, en el que trabajan tanto el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz, como la ministra de Justicia Marcela Losardo, con la supervisión de Vilma Ibarra. “Todos los proyectos son supervisados por Vilma”, destacan en la Casa Rosada.

 

El otro tema transcendente será el de la despenalización y legalización del aborto, algo que Fernández adelantó en Francia, durante su reciente gira..

 

Por ahora, y con la incertidumbre de la negociación de la deuda por delante, el oficialismo no habla del Presupuesto 2020, aunque desde la oposición reclaman su envío al Congreso.

 

Según transmitieron fuentes del oficialismo ante El Economista, está previsto que Fernández haga anuncios en lo que concierne a cambios en materia previsional. Las alternativas que se barajan por ahora son dos: por un lado, el envío de un proyecto que contemple la creación de una comisión integrada por legisladores del oficialismo y de la oposición, además de expertos, para comenzar a trabajar en una nueva fórmula previsional. Por otro, que Fernández anuncie directamente la creación el mismo día del discurso de apertura.

 

En la Casa Rosada, pretenden que todos los sectores estén representados, y quieren evitar el eventual costo político que sufrió Mauricio Macri en diciembre de 2017 con la reforma jubilatoria.

 

Según pudo averiguar este diario, el propio jefe de la bancada del Frente de Todos, Máximo Kirchner, está hablando con los principales referentes de la oposición. “Queremos que el proyecto llegue al recinto con consenso”, explicaban en la Casa Rosada.

 

Las repercusiones de Guzmán

 

En el Gobierno se mostraron satisfechos con la performance de Guzmán ante Diputados, y minimizaron las críticas que se expresaron desde Juntos por el Cambio. En el FdT, calificaron de “irrelevantes” las preguntas remitidas por el otrora oficialismo y destacaron la “solidez” y el “realismo” de la ponencia del ministro.

 

Ayer, la expresidenta Cristina Kirchner cruzó al FMI en redes sociales, luego de que el vocero del organismo, Gerry Rice, asegurara que el Fondo no violó sus estatutos al prestarle fondos al gobierno anterior.

 

En el oficialismo le bajaron el tono a la disputa, y aseguraron que “no hay nada que en la dupla no se sepa” de antemano, haciendo alusión al binomio presidencial.

 

“Los que llevan adelante la negociación son Alberto y Guzmán”, explicaron en la Casa Rosada al mismo tiempo que le quitaron importancia a la caída de los bonos, tras la ponencia del ministro.

 

En el Congreso y en Casa Rosada, ayer se mostraban satisfechos con la sesión informativa. Fernández respaldó ayer la disertación de Guzmán y aseguró que habló con “la más absoluta realidad”.

 

La entrada Oficialismo posterga la agenda legislativa hasta las ordinarias se publicó primero en El Economista.

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.