Compartir

En el último paso formal del proceso de acreditación, Oris de Roa fue recibido esta tarde en el Salón Oval de la Casa Blanca por Trump, quien al verlo lo primero que dijo fue: "Mauricio", para seguir repitiendo el nombre del Presidente "tres o cuatro veces", según contó el propio embajador tras el encuentro.
En un ambiente relajado, el mandatario republicano le auguró al diplomático que "hará un gran trabajo" al frente de la representación argentina, y concluyó el intercambio haciendo mención a uno de los temas actuales de la agenda bilateral: "Limones, limones", repitió Trump.
Por su parte, Oris de Roa transmitió al mandatario estadounidense "los saludos del presidente de la Nación" y le aseguró que va a trabajar "para acercar aún más las dos sociedades". Leer mas

Comentarios

comentarios