Compartir

Es una modalidad delictiva que creció cada vez más con el pasar de los meses y que generó una cuota de preocupación extra e inseguridad en el tránsito por las autopistas argentinas: se trata de los robos perpetrados por los “ponepiedras”. En la última madrugada, dos mujeres resultaron heridas después de sufrir un incidente de ese tipo en la autopista Panamericana y evidenciaron una vez más las dificultades como para poder evitar tales hechos.

El hecho ocurrió durante la madrugada en el ramal Campana de la Ruta 9, vía a la Capital Federal y a unos 66 km de la Ciudad de Buenos Aires. Los delincuentes se aprovecharon de la escasa visibilidad existente a causa de la neblina y asaltaron a dos mujeres adultas que se trasladaban en una camioneta.

El modus operandi del robo fue uno cada vez más repetido en las autopiostas argentinas. Los ladrones ubicaron piedras de diferentes tamaños en una de las vías y obligaron a la conductora del vehículo a detener su marcha. Justo ahí, el grupo de ladrones atacó la camioneta y se llevó tanto el vehículo como pertenencias personales de las dos mujeres.

La niebla facilitó el accionar de los delincuentes (@solotransito)

La camioneta fue abordada por seis delincuentes, de los cuales cinco pudieron fugarse y uno fue detenido por la Policía un par de horas más tarde.

Así, se llevó a cabo una vez más la modalidad de los “ponepiedras” y se convirtió en una metodología delictiva ya estandarizada en los principales accesos a la capital: hace unas semanas, el periodista Marcelo Longobardi fue protagonista de un hecho similar. Le plantaron un bloque de cemento delante de su vehículo y terminó siendo víctima de un robo en plena autopista.

De hecho, en el último año ya se registraron más de 20 episodios delictivos con la modalidad del robo “ponepiedras”.

LEA MÁS:

La Ruta 7, “borrada del mapa” por la crecida de una laguna en Santa Fe

Comentarios

comentarios