Centro de Informes

“Pablo Lyle es la víctima; esto no es un caso de homicidio”, aseguraron los abogados del actor mexicano

Pablo Lyle tendrá que permanecer en Estados Unidos hasta mayo (Foto: Instagram @elgordoylaflaca)

El actor mexicano Pablo Lyle llegó esposado a bordo de una patrulla al Centro Penitenciario Turner Guilford Knight luego de una primera audiencia en la Corte de Miami, Florida, debido a la agresión contra un hombre de 63 años que murió en un hospital el 4 de abril.

La fiscalía había solicitado una fianza de un millón de dólares, pero el juez Alan Fine decidió fijarla en 50.000 dólares, así como arresto domiciliario en Estados Unidos.

Al llegar a la cárcel le colocaron un grillete con GPS y entregó su pasaporte. Se veía serio cuando dos policías lo escoltaron a la entrada de la penitenciaria.

Este lunes se presentó en la corte, pero la audiencia se canceló por haber conflicto de intereses del juez. Después, otro juez tomó el caso y tras analizar el video tomó las decisiones sobre las circunstancias en las que el actor deberá aguardar a una nueva audiencia el 1 de mayo.

Al salir, sus abogados hablaron ante los medios de comunicación y dijeron que la situación es triste, pero fue un accidente. “Pablo no tenía la intención de matar a nadie. Esto no es un caso de homicidio como lo quiere hacer ver la fiscalía”.

“¿Qué hombre no defendería a tres niños de 4, 6 y 8 años y a su esposa cuando alguien viene de manera atroz e impulsiva a pegarle a la ventana de su carro? Nadie sabía lo que ese hombre era capaz de hacer”, dijo el abogado Philip Rosenstein.

La defensa estableció: “En esta audiencia se trató del caso de este hombre que intentaba proteger a su familia. No quieren hablar de esto, pero ellos (presentan una fotografía) eran los que iban en el carro, su esposa y sus dos hijos y otro menor, ustedes vieron las acciones de ese hombre que hoy está muerto. Él violó las reglas, las normas y las leyes de la sociedad”.

Esto se trata de un hombre pacífico que protegió a su familia. Ellos fueron atacados sin provocación alguna. Es un caso de violencia en la carretera, Pablo Lyle es la víctima de esa violencia.

“Pablo no es un asesino, es una gran persona. Tal vez se sintió agredido y lo hizo para defender a los suyos, y él está asumiendo”, reiteraron los abogados.

Pablo Lyle tendrá que esperar en Estados Unidos hasta el próximo 1 de mayo, fecha en la que deberá comparecer ante la corte y se determinará si hay un cambio en los cargos que enfrentará el actor.

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.