Compartir

La ministra del Interior británica, Amber Rudd, hizo esta afirmación en una entrevista al diario conservador Mail on Sunday, de cara a las elecciones del 8 de junio.

Comentarios

comentarios