Compartir

Los trámite de registro y transferencia son 50% más caros que hace un año. (iStock)

Los aranceles fijos de registros y transferencias de automotores aumentaron 20% promedio a partir del 12 de mayo pasado. Si bien es la primera suba aplicada en lo que va del año, las nuevas tarifas son 50% más altas que las que estaban vigentes en mayo de 2016.

A través de la Resolución 398/2017, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos estableció la nueva tabla de valores para todos los servicios y certificados que prestan la Dirección Nacional de los Registros Nacionales de la Propiedad del Automotor (DNRPA) y las respectivas delegaciones provinciales.

En la comparación interanual, los aumentos aplicados son muy superiores a la inflación de los últimos 12 meses, en torno a 30 por ciento. Al comparar los aranceles que deben percibir los encargados de los registros seccionales de la propiedad del automotor, según los listados de 2016 de la DNRPA y los listados actuales, es fácil advertir incrementos superiores al 50 por ciento.

– Por certificación de firmas de personas físicas hace un año se pagaban $160; hoy, $250 (+56,3%).

– Por certificación de firmas que incluyan la acreditación de personería del firmante: antes $210; hoy, $320 (+52,4%).

– Por informe y certificado sobre estado de dominio por cada automotor: antes se abonaba $40; hoy, $60 (+50%).

– Envío de legajo por corresponder por transferencia: antes, $110; ahora, $160 (+45,5%).

– Comunicación por denuncia de compra, de venta y de entrega de posesión o tenencia: antes, $110; ahora, $160 (+45,5%).

Cambio de domicilio o denominación social: antes, $70; ahora, $110 (+57,1%).

– Alta, Baja y Cambio de cilindro para almacenamiento de GNC, Asignación de número de motor o chasis y Baja común del automotor: $116 en 2016; hoy en $165 (+50%).

– Expedición de cédula de identificación del automotor: de $170 a $260 (+52,9%)

– Expedición del Título del Automotor o duplicado del mismo: de $110 pasó a $165 (+50%).

– Expedición de placas de identificación metálicas: de $350 en 2016 a $540 (+54,3%).

– Por inscripción inicial o transferencia compartida: de $140 en 2016 a $210 en 2017 (+50%).

– Por el trámite de alta en el impuesto a la radicación de los automotores y constancia de pagos: de $70 hace un año a $105 ahora (+50%).

En la resolución publicada en el Boletín Oficial, la cartera de Justicia argumentó que “la Dirección Nacional de los Registros Nacionales de la Propiedad del Automotor y de Créditos Prendarios ha manifestado la necesidad de introducir modificaciones en el régimen citado”, debido al “incremento de costos que el sistema registral viene exhibiendo desde la última actualización económica”.

El documento del Ministerio de Justicia enfatiza que con este incremento “se garantiza la correcta y eficiente prestación del servicio público a cargo de esas unidades operativas, a través de un servicio de calidad acorde con el valor de los bienes afectados”.

Por otro lado, creó un nuevo arancel fijo adicional para todos aquellos trámites que los “usuarios peticionen y reciban a través de medios electrónicos“, y evitarse así asistir físicamente a la sede de los Registros Seccionales. Ello obedece a la necesidad de compensar la inequidad que significa el abono de un arancel por la acreditación de identidad que deben asumir quienes realizan el trámite presencial.

Comentarios

comentarios