Compartir

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, afirmó en la Cámara de Diputados que este año el gobierno estima que la inflación será “la más baja desde el 2009” y aseguró que “Argentina salió de la recesión”, según datos oficiales del Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE).

“No creemos en un ajuste fuerte que vaya contra los más vulnerables”, manifestó, además, y ratificó la elección de “un camino gradual” para reordenar la economía, para lo que dijo “tener que dar un debate presupuestario responsables y real”.

En una sesión informativa, la segunda que brinda en Diputados en el curso del año parlamentario, Peña precisó también que “para el mes de julio la inflación interanual va a estar en torno al 21 por ciento”, a la vez que ratificó que el gobierno va a “seguir trabajando para cumplir con el meta marcada por el Banco Central” y reiteró la aspiración de que “en 2019” la inflación será “de un dígito”.

El jefe de ministros eligió como tema de apertura de su informe, que es un mandato constitucional, hablar de la actualidad económica en lo que, admitió, el gobierno es “consciente que falta mucho” para la recuperación, pero insistió en que “este año vamos a crecer y vamos a crecer de una manera sustentable”.

Como metas por alcanzar, Peña anotó “aumentar la inversión privada en infraestructura” y reconoció que “a muchos argentinos todavía no les llegó el trabajo que están necesitando” ni el bienestar que requieren.

En otro orden, resaltó también que se llevan a cabo “claras paritarias libres” y que hay “recuperación salarial” en distintos sectores, no obstante lo cual convocó a oficialismo y oposición a “seguir trabajando juntos” para “consolidar el proceso de crecimiento que todavía es incipiente”.

Estamos muy avanzados en el trabajo de una propuesta de reforma tributaria para que podamos trabajar en conjunto con esta Cámara” para crear una estructura impositiva “más progresiva”, que promueve la inversión en el país y la creación de empleo, afirmó.

Sobre este último punto, el jefe de Gabinete resaltó que “abril es el mes de más empleo total de la historia Argentina, en términos de empleo formal”, también según el EMAE.

Pero, reiteró: “tenemos que seguir bajando la inflación. Hasta que no cumplamos la meta de un digito no habremos cumplido nuestro objetivo”.

Acerca del déficit fiscal, Peña refrendó que este año el gobierno se puso “una meta de déficit fiscal del 4,2. Confiamos que vamos a cumplir”, dijo, a la vez que señaló que “los ingresos del estado nacional crecieron un 38 por ciento por encima de la inflación y el gasto primario”.

“No usamos el tipo de cambio fijo como forma de bajar la inflación ni usamos el tipo de cambio devaluado para tratar de ganar competitividad artificialmente”, remarcó.

En lo que se refiere al endeudamiento, Peña aseguró que “3 de cada 4 dólares emitidos fueron para pagar deudas preexistentes”, pero aclaró que “la tasa de los bonos que se paga es del 5,7, la más baja y mes a mes se baja la tasa, porque implica ahorro y mejor inversión de los recursos de los argentinos”.

En cuanto al crecimiento, el jefe de ministros aseveró que “oficialmente Argentina salió de la recesión, son datos oficiales EMAE” y marcó que “la economía está en su cuarto trimestre consecutivo de crecimiento. Esta tendencia se consolida y va a continuar hacia el futuro”, garantizó.

Respecto del alza de precios, Peña dijo que en el gobierno ven “con agrado que se haya avanzado en el proyecto de (los diputados de Cambiemos, Mario) Negri y (Elisa) Carrió en mejorar la competencia en nuestro país”, pese a que la iniciativa apenas si empezó a ser discutida en la comisión de diputados cabecera para su tratamiento.


Fuente: Nacionales – Diario Rio Negro

Comentarios

comentarios