Compartir

La checa Petra Kvitova se impuso a la estadounidense Julia Boserup en su debut en el torneo de tenis de Roland Garros y concretó así un exitoso regreso al circuito después del ataque sufrido y la operación en la mano a la que fue sometida en diciembre pasado.

Kvitova, décimo quinta favorita en la arcilla parisina, se impuso por 6-3 y 6-2 en una hora y 13 minutos a Boserup en su primer partido en seis meses.

Ante un estadio Philippe Chatrier que la ovacionaba de pie, la checa saludó a su rival casi entre lágrimas después de haber concretado la victoria.

El 20 de diciembre de 2016, Kvitova resultó herida en la mano izquierda, la principal en su juego, al intentar defenderse de un ladrón que la asaltó con un cuchillo en su casa. Por ese motivo fue operada y se mantuvo al margen de las canchas por casi seis meses.

“Estoy muy feliz por haber decidido volver jugar”, afirmó una emocionada Kvitova al pie de la pista. “Me alegro por cómo jugué hoy, pero hay más que mejorar. Aunque realmente no importa cómo jugué. Gané, y lo hice después de lo que pasó”, completó la doble campeona de Wimbledon.

El regreso de Kvitova fue celebrado en el panorama del tenis, sobre todo entre sus colegas. “Bienvenida de nuevo, Petra. Es fantástico tenerte jugando de nuevo y felicitaciones por la victoria de hoy”, escribió la legendaria Martina Navratilova en su cuenta de Twitter.

“Estoy llorando con las lágrimas más felices”, dijo por su parte la estadounidense Madison Keys, mientras que la australiana Daria Gavrilova escribió “¡Qué historia!”, junto a un corazón y una foto del festejo de Kvitova.

Fuente: DPA

Comentarios

comentarios