Compartir
[adrotate group="25"]

Una gestión no cayó bien en la Corte Suprema y tampoco en la Casa Rosada.

En la misma fiesta de José Ignacio donde José Torello evitaba a los fotógrafos se hablaba de algunos acontecimientos importantes de la Argentina. De la economía, de la oposición, del 2019 y de Cambiemos. También de los socios radicales de la coalición. Fue en ese contexto que alguien preguntó por Ernesto Sanz, ex presidente de la UCR y socio fundador de la alianza de Gobierno que tenía un bajo perfil pero acceso a la Rosada pero que ahora, según se contó, parecería no gozar más de la amistad presidencial.

Si bien el mendocino hace rato prefiere aparecer poco, parecería ser que un millonario juicio habría herido su amistad con el jefe de Estado.

En diciembre la Corte Suprema falló a favor de la compañía Claro que deberá pagar $ 1700 millones al gremio de los telefónicos, Foetra. La empresa, al tener que afrontar este pago, no podría invertir en 2018 los 500 millones de dólares prometidos, al menos según le habrían hecho saber al Presidente.

Aparentemente, tras una visita de Sanz a Ricardo Lorenzetti, en la Corte habrían creído que el fallo agradaría a la Rosada. Según el comentario oído en el cumpleaños esteño, era todo lo contrario y al conocer la resolución judicial Macri se habría sorprendido y habría hecho saber que no sólo no había pedido nada sino que además no comparte la resolución.

Varios se miraron sorprendidos y se preguntaron y esa será la razón por la que el Presidente dejó de hablar con Ernesto Sanz y lo mantiene lejos.

Más Círculos

Leer mas

Comentarios

comentarios

[adrotate group="26"]