Compartir

Autoridades de la zonal mapuche Xawvnco realizaron una conferencia de prensa frente a las oficinas de YPF, en la capital neuquina, para denunciar el “corte del diálogo” y una conducta “extorsiva” de la compañía. Desde la firma apuntaron contra los Kaxipayiñ (Loma La Lata) y aseguraron que algunos de sus líderes “persiguen intereses que no responden ni a los de la comunidad ni a la defensa del medio ambiente”.

Las comunidades presentaron una denuncia penal contra la empresa con eje la remediación ambiental del sector donde funciona la planta Turbo Expander, en el yacimiento gasífero Loma La Lata. El abogado denunciante, Emanuel Guagliardo, aseguró que el diálogo se cortó tras la presentación ante la Justicia Federal.

“Esta es una novela del saneamiento. No hay plan de remediación aprobado por Provincia, lo que hace YPF desde hace años son caracterizaciones (estudios en campo)”, expresó el abogado en diálogo con “Río Negro”.

La petrolera emitió un comunicado oficial donde aseguró que sus operaciones se ven afectadas por bloqueos e interrupciones. Planteó que los representantes de la comunidad “reclaman compensaciones carentes de todo sustento para destrabar la situación”. Dejó en claro que no interrumpió el diálogo y que los planes medioambientales no se han podido ejecutar por la oposición de algunos miembros de la comunidad. “Esta negativa quedó documentada reiteradas veces”, explicó.

Guagliardo negó bloqueos en los yacimientos y agregó que antes de la presentación judicial la compañía los participaba de las acciones ambientales. “Después de eso no nos informaron nada más. La última vez que participamos fue por notificación de la Justicia Federal, que instrumentó la vigilancia de Gendarmería para las tareas que realice YPF en el yacimiento”, señaló.

Tanto en Loma La Lata como en Loma Campana ( el principal yacimiento en Vaca Muerta y sobre la que está asentada la comunidad Campo Maripe), la operadora nacional informó inconvenientes en las operaciones. Debió retirar equipos de perforación en la primera de las áreas y, en la segunda, denunció la paralización de obras necesarias para la operación.

Asistencia y contratos

Desde YPF destacaron el diálogo mantenido desde hace años con las comunidades y detallaron una serie de acciones y obras de carácter social que desarrollaron dentro de los yacimientos.

Agregaron que además de ese vinculo, también “se suman compensaciones especiales vinculadas con la operación e implementadas de común acuerdo, así como puestos de empleo en la actividad hidrocarburífera y contratación de empresas de servicios de integrantes de la comunidad”.

El abogado de las comunidades aseguró que “no hay un reclamo de dinero” en las presentaciones judiciales realizadas. Y respecto del pago de compensaciones y la ocupación de mano de obra de las comunidades, aseguró que “los Kaxipayiñ son propietarios y tienen los mismos derechos que cualquier superficiario. Hay que recordar que esas tierras dejaron de ser productivas, por eso desde siempre se incorporaron al trabajo petrolero”.

Comentarios

comentarios