Centro de Informes

“Que pague lo que tenga que pagar”: habló el padre del menor detenido por el brutal crimen de Puerto Deseado

La mujer que fue violada en la localidad santacruceña de Puerto Deseado emprendió este martes su regreso a la provincia de Salta, donde vive, junto con los restos de su hijo de 4 años, asesinado el pasado jueves en el mismo violento hecho en el que fue atacada.

Por el crimen del menor y el abuso sexual de su madre hay dos sospechosos detenidos, uno de ellos de 16 años, quien fue entregado por su padre. “A mi hijo no le enseñé a robar ni a lastimar a la gente, si la hizo, que la pague”, sostuvo su papá, muy dolido, mientras que el otro imputado se negó a declarar.

Según indicaron fuentes de la causa, la víctima del ataque sexual dejó esta madrugada el Hospital Distrital de Puerto Deseado, junto a su esposo, su hija y el hijo que vive en esa localidad, para finalmente poder enterrar al pequeño.

Los cuatro, junto con el féretro del niño de 4 años asesinado, partieron temprano rumbo a la ciudad de Comodoro Rivadavia, desde donde abordaron un vuelo a Buenos Aires primero y luego a Salta, para retornar a su domicilio en la ciudad de Rosario de la Frontera, a donde se estima que llegarán el miércoles para poder darle sepultura al menor.

Por el brutal hecho hay dos hombres detenidos, uno de 24 años y otro de 16, quien aseguró que solamente presenció el abuso porque Omar Alvarado, el principal sospechoso, lo obligó. “La verdad es que estoy quebrado, nunca pensé que iba a hacer esto, estoy muy dolido. A mi hijo no le enseñé a robar ni a lastimar a la gente, si la hizo, que la pague”, dijo apenado su padre, Julio Machado.

En diálogo con TN, el papá del sospechoso relató que se enteró de lo que había pasado mientras estaba en su trabajo y reveló además que tanto él como su familia viven amenazados.

Lee más | Secuestró y violó a dos nenes de 8 y 10 años, pero quedó filmado por las cámaras de seguridad y fue detenido

Según el hombre, su hijo no tiene prontuario ni problemas psiquiátricos y, de acuerdo a lo que le relató, “estuvo (en el lugar) pero no hizo nada”. “Me comentó que él estuvo, se quebró, lloró, (me dijo) que él estuvo pero no hizo nada, que el chico (por el otro detenido) lo amenazó con que iba a matar a uno de sus hermanos si no lo acompañaba, que él vio nomás”, relató Julio sobre lo que su hijo le contó tras ser apresado.

“Él confesó todo, si la hizo, lamentablemente, aunque no tocó nada, es como cómplice, así que va a tener que pagar. Sólo quiero pedir perdón a la familia de la victima, ya sé que eso no va a cambiar nada. Que pague lo que tiene que pagar, yo ya lo entregue a la Justicia”, expresó por último el padre.

En lo que respecta al joven con mayoría de edad, fue acusado por los delitos de “rapto, robo, abuso sexual con acceso carnal y tentativa de femicidio”, tanto por el caso de la mujer como por el homicidio del niño de 4 años.

Fuentes de la causa indicaron que el sospechoso se negó a declarar, y que debido a que padece esquizofrenia, el juez de la causa, Oldemar Villa, ordenó realizar una junta psiquiátrica para que los especialistas determinen si puede ser juzgado o es inimputable.

Por su parte, después de una serie de marchas en reclamo de Justicia, el ministro de Seguridad de Santa Cruz, Lisandro de la Torre, aseguró que el caso ya está esclarecido a nivel policial.

“A nivel policial el hecho está esclarecido y los involucrados ya están a disposición de la Justicia”, dijo en diálogo con Télam desde Puerto Deseado, donde supervisa el trabajo que realizan los investigadores policiales.

“La gobernadora Alicia Kirchner pidió a todo el gabinete que se ponga a disposición del caso para que se logre un rápido esclarecimiento, y eso es lo que hicimos desde un primer momento”, agregó por último el funcionario.

El crimen

El hecho ocurrió el jueves pasado, cuando la mujer y su hijo de 4 años, que viven en Salta y estaban de visita en Puerto Deseado, caminaban por la playa Cavendish, ubicada a poco más de un kilómetro del centro de la localidad.

De acuerdo a los datos que pudo aportar la víctima a la policía, en ese momento ambos fueron sorprendidos por dos hombres que los amenazaron, la obligaron a caminar hasta una cueva y luego la atacaron con el objetivo de abusar sexualmente de ella.

Según su relato, en medio del ataque sexual y mientras uno de los agresores amenazaba a su hijo con un cuchillo, la mujer se desvaneció, por lo que los delincuentes, al creerla muerta, se llevaron al chico, a quien finalmente asesinaron a golpes y abandonaron.

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.