Centro de Informes

“¡Quiero declarar pero no me dejan!”: la denuncia de uno de los rugbiers contra su abogado y quién pagó la millonaria defensa

Alejo Milanesi y Juan Pedro Guarino se presentaron el jueves por la mañana ante la fiscal que investiga el homicidio de Fernando Báez Sosa, Verónica Zamboni. Llegaron acompañados por sus padres y en el auto de Hugo Tomei, el defensor de los diez rugbiers imputados por el crimen. El quiebre del pacto de silencio, la grave denuncia de uno de los dos liberados y quién le paga la defensa en bloque a los abogados.

“Quiero declarar pero no me dejan”. Esa fue la frase que Juan Pedro Guarino le había dicho a Zamboni en la audiencia del jueves, de acuerdo a lo consignado por Telefe Noticias. Las actas dan cuenta de que los dos rugbiers liberados se negaron a declarar de modo oficial, aunque allegados a Guarino revelaron qué fue lo que sucedió en realidad.

Lo primero que hizo Guarino fue preguntarle a la fiscal: “¿Voy a volver a estar preso?”. Mientras la fiscal le explicaba que seguía sin tener pruebas que lo involucraran y que seguría en libertad, el rugbier se quebró en llanto. “Quiero declarar, quiero contar todo lo que sé”, aseguró el adolescente. Tomei, quien se encontraba a su lado, lo frenó de inmediato: “Vos ahora no hablás”.

Quiero declarar, quiero contar todo lo que sé; pero no me dejan”

Guarino volvió a mirar a la fiscal e insistió: “No me importa. Quiero contar todo lo que vi, todo lo que sé”. Atento a la posibilidad del quiebre del pacto de silencio, Tomei volvió a interrumpirlo y le advirtió a Zamboni que no estaban “dadas las garantías como para que declare hoy, así que no va a decir nada”. El imputado miró a la fiscal una vez más: “Quiero que conste en actas que la próxima vez que esté frente a usted voy a decir toda la verdad. Quiero declarar, pero no me dejan”.

La defensa en bloque se mantiene desde el 18 de enero en el que los diez imputados fueron detenidos en la casa que alquilaban en Villa Gesell. De acuerdo a lo consignado por el diario Crónica, sólo dos familias pagaron el anticipo del costo judicial: 300 mil dólares; 200 mil fueron pagos por el padre de Máximo Thomsen y el resto se completó con la entrega de una propiedad.

Milanesi, por su parte, también anticipó que romperá el pacto de silencio. “Ahora no me siento bien, pero también quiero hablar”, anticipó en el encuentro. Pese a la presencia de su abogado, quien basa la defensa en la “desprolijidad” de la fiscal, Milanesi le pidió abrazarla al cierre del encuentro. “No es lo que corresponde”, se excusó la fiscal, aunque le extendió su mano.

Leé también | La selfie del festejo de los 11 rugbiers tras el asesinato y el llamado para conseguir marihuana

“Queremos aclararle que estamos muy conformes con el modo en el que está encarando la investigación”, cerraron los dos rugbiers liberados, a diferencia del resto de los imputados, quienes la acusaron de mentirosa.

“Siempre fuiste cabeza de gato, la conch… de tu madre”: la feroz interna de los rugbiers dentro del penal

Jueves. Cinco de la tarde. Penal de Dolores. Ocho de los diez imputados por el homicidio de Fernando Báez Sosa recibieron la visita de sus familiares. La tensión se sentía en el aire. Se habían negado a declarar horas antes ante la fiscal de la causa, a quien además acusaron de “mentirosa” y tendenciosa. La feroz pelea de los rugbiers y la arenga final: “Ya nos vamos loco, no se peleen”.

De acuerdo a lo consignado por Crónica, la discusión se originó entre Ciro Pertossi Máximo Thomsen, dos de los más complicados en la causa. “No aguanto más, loco. ¡Me quiero ir!”, disparó Thomsen, sindicado por los investigadores como el líder del grupo. Atento a la recomendación de su abogado, Hugo TomeiCiro le recordó que cualquier exabrupto dentro de la cárcel podría jugarles en contra: “Tranquilizate, la conch… de tu madre. ¿Te querés morir acá?”.

“Me cago en vos y en tu cálmense. ¡La puta que lo parió! Me quiero ir”, resistió Thomsen. “Vos siempre fuiste cabeza de gato, no rompas las bolas ahora”, le espetó Pertossi. La discusión se tensó y en cuestión de segundos se sumaron los otros seis imputados. Uno de ellos, intentó calmar las aguas: “Ya nos vamos loco, no se peleen”.

Leé también | Habló la familia del “rugbier número 11”: qué dijo del crimen y el vínculo con los imputados

La tensión del grupo se incrementó dos semanas atrás, cuando la fiscal, Verónica Zamboni, solicitó el cese de la prisión preventiva para Juan Pedro Guarino Alejo Milanesi por “falta de pruebas”. En efecto, de acuerdo a Crónica, Lucas Pertossi amenazó en las últimas horas a Milanesi, quien se encuentra en libertad en la ciudad de Zárate y publicó una historia en la que aseguraba que no le tenía miedo a Ciro, ni Lucas Pertossi. “¿Está calentito el sofá cama de tu living? Disfrutalo, porque creo que nos vamos a ver pronto”, le espetó Lucas.

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.