Compartir

La administración que lidera el gobernador Omar Gutiérrez está decidida no sólo a reducir los sueldos de los miembros del gabinete y de funcionarios de otras estructuras del organigrama, sino que se propone acentuar recortes al máximo y a verificar a dónde va a parar cada peso que sale del tesoro provincial.

Así se desprende de las declaraciones del ministro de Deporte, Cultura, Juventud y Gobierno, Juan Pablo Prezzoli, quien comentó que los profesionales de las áreas técnicas también están trabajando en estrategias para achicar los gastos cotidianos de todos ámbitos.

En un comunicado de la oficina de información pública provincial, que se consignó que al respecto el ministro –que asumió la cartera en diciembre último–, dijo: “también estamos trabajando en un relevamiento de gastos de combustible, telefonía celular, utilización de vehículos o inmuebles”.

Añadió que la medida obedece a que “hemos recibido la clara instrucción del gobernador de que todo gasto que no corresponde se va a reducir, porque es un gasto que no se traduce en una respuesta a las ciudadanas y los ciudadanos”.

Comentó que la medida “significa un ahorro de 210 millones de pesos, que van a ser afectados al megaplan de obra pública que tenemos en marcha y tienen un destino de obras dirigidas a educación, salud y seguridad”.

Dijo que el objetivo es “llevar austeridad en la gestión y reducir costos”, y agregó: “Estamos hablando de los sueldos de los altos funcionarios políticos de la provincia, no estamos proponiendo un ajuste en las carteras sociales, obra pública, educación y salud. Esto hay que dejarlo muy claro”.

Sin embargo se encargó de remarcar que el congelamiento de los sueldos comprenderá a la franja de funcionarios de alta jerarquía.

“La medida afecta a la parte más jerárquica del Estado y no al resto de los trabajadores de la administración pública provincial”, sostuvo.

Señaló que los trabajadores de la administración pública “van a tener su mesa paritaria salarial como corresponde y en la fecha ya establecida”.

Indicó que en el resto de los trabajadores estatales no está alcanzado por esta decisión y que el tratamiento que recibirán respecto de los sueldos será el que se pautó oportunamente y que, precisamente, ya tiene fecha de inicio de las negociaciones.

Recordó que el gobierno convocó para el 22 de enero a “todas las organizaciones gremiales de la provincia”.

“Los trabajadores y trabajadoras van a tener su mesa paritaria salarial como corresponde, con fecha ya establecida”, dijo.

Sostuvo que “la paritaria de los trabajadores y las trabajadoras del sector público tiene su espacio”. (Ver aparte)

Leer mas

Comentarios

comentarios