Compartir

Los vecinos del barrio de Miguel Lanús, en la ciudad de Posadas de la provincia de Misiones, se conmovieron con un repudiable episodio: un perro fue arrojado al río Paraná después de ser atado a una piedra. Afortunadamente, dos jóvenes que transitaban por el lugar advirtieron la situación y acudieron al rescate del animal evitando el seguro ahogamiento.

El episodio ocurrió el pasado 19 de enero. Desde entonces se desconoce de los responsables de semejante comportamiento. "Estaba dentro del agua, que le llegaba al cuello. Las patitas de atrás estaban atadas con un cable a una piedra haciendo de ancla", relató Iñaki Kempski, quien fue que subió a las redes sociales el video y las primeras imágenes del can. Él, junto a su amigo, llevaron al perro a una clínica veterinaria donde se encargaron de los primeros cuidados del animal.

El perro se encontraba débil, actualmente está más recuperado

Con el correr de las horas el hecho se fue viralizando y el pedido de colaboración fue expandiéndose. En concreto, solicitan alimento especial, complejo vitamínico B y shampoo antiseborreivo.

El can fue llevado de inmediato a una clínica veterinaria

"No me voy a gastar en recriminar a las personas, si es que así se las puede llamar, que fueron responsables del acto tan cruel que vivimos con amigos el día de ayer. Lo que si haré es reconocer, agradecer y felicitar de todo corazón a las personas que ayudaron y colaboraron (y que aún lo siguen haciendo) con nosotros", manifestó Kempski un día más tarde.

Un voluntario se puso a disposición y lo llevó a su hogar, donde lo mantiene a resguardo a la espera de una familia que lo adopte. Cada uno de ellos fueron subiendo nuevas fotos en las que se aprecia a "Negro" -como lo bautizaron- en mejor estado y con más ánimo.

“Negro”, una semana después del rescate

El maltrato animal es un delito penal. Tanto las comisarias como fiscalías están obligadas a tomar la denuncia a cualquier persona que decida hacerla. La Ley 14.346 de "Protección de los animales" establece penas para quienes maltraten o hagan víctimas de actos de crueldad a los animales y los reprime con prisión de quince días a un año.

Leer mas

Comentarios

comentarios