Centro de Informes

Salud mental: se redujo sensiblemente la cantidad de medidas de seguridad curativas

Antes de tomar una decisión, los juzgados de Control esperan el dictamen de la Oficina de Coordinación de Internaciones Judiciales Involuntarias. En la mayoría de los casos el paciente evoluciona favorablemente. Preocupa el aumento de la violencia familiar y el consumo de sustancias tóxicas

Por Silvina Bazterrechea – sbazterrechea@comercioyjusticia.info

La Oficina de Coordinación de Internaciones Judiciales Involuntarias (Ociji) dependiente del Tribunal Superior de Justicia de Córdoba, realizó el seguimiento de más de 300 internaciones provisionales y consiguió reducir 95 % las cantidad de medidas de seguridad curativa impuestas por los Juzgados de Control.
Así lo demuestra un relevamiento realizado por la Ociji – al que accedió Comercio y Justicia– que deja a la vista la dimensión que tiene la problemática de la salud mental en el sistema penal.
Los conflictos vinculados a la violencia familiar, el consumo de sustancias tóxicas que derivan en delitos como daños o amenazas, son el común denominador de quienes derivan en una internación involuntaria y -eventualmente- con una medida de seguridad curativa impuesta por un juzgado de Control.
“El número de internaciones es sensiblemente más elevado en el caso del Juzgado de Control y Faltas N° 6, juzgado específicamente abocado a intervenir, oportunamente, en las causas generadas en las Fiscalías especiales de Violencia Familiar”, destacó el estudio.
“La gran cantidad de causas que ingresan a diario a esta oficina -que está cumpliendo un año- superó las expectativas y las proyecciones de crecimiento”, explicó a este diario su coordinadora, María José Salcedo.

La tarea de OCIJI ha sido clave para reorientar las prácticas judiciales, permitiendo el acceso a la justicia de las personas más vulnerables y evitando imponer medidas de seguridad que muchas veces se mantenían indefinidamente a lo largo del tiempo.
“Cuando una persona se declara inimputable y los peritos determinan que debe quedar internada, el juez de Control dispone la internación y el trámite queda en esta oficina. Nosotros hacemos el seguimiento de la persona, esperamos su evolución.
Luego emitimos un dictamen al Juzgado de Control sugiriendo si corresponde que disponga una medida de seguridad; todo este seguimiento no lleva más de un mes en promedio”, explicó Natalia Monasterolo, quien también trabaja en la Ociji.
Salcedo asegura que en casi todos los casos las personas evolucionan favorablemente y eso permite evitar el dictado de una medida de seguridad curativa.
En este sentido explicó: “La espera de la evolución del paciente es fundamental para no automatizar la norma con una medida de seguridad, porque eso implicaba un impacto negativo en el usuario y en el sistema porque quedaban un sin número de causas abiertas con pedidos de captura y de paradero”.

Reducir y evitar la internación
El objetivo de Ociji es reducir los tiempos de la internación involuntaria y para ello la tarea de articulación que realizan con todos los operadores es fundamental y torna más factible la materialización de la nueva normativa.
Habiendo logrado disminuir la cantidad de medidas de seguridad, ahora el desafío es reducir la cantidad de internaciones, todo esto en sintonía con los nuevos paradigmas de la salud mental, explicaron las funcionarias.
Cabe destacar que si bien la oficina fue creada para hacer el seguimiento de las causas en la ciudad de Córdoba, también reciben consultas de los tribunales del interior del país a quienes asesoran y acompañan en causas donde la salud mental se entrecruza con el sistema punitivo.

Cómo es el procedimiento

– La causa es remitida por los juzgados de Control a la Oficina de Coordinación de Internaciones Involuntarias, allí se instruye el legajo y la tarea concluye con un informe final protocolizado.
– La Ociji no tiene capacidad de jurisdicción, lo que hace es elaborar un dictamen en el que se sugiere si corresponde aplicar una medida de seguridad curativa. El dictamen es evaluado por el juez, quien finalmente resuelve la situación del acusado.

Por qué nace la oficina

Por el incremento sustancial de casos en los que el Poder Judicial tiene que actuar en internaciones que involucran la salud mental.

Cuándo se crea

El 22 de agosto de 2017 se firma la acordada que crea la “Oficina de Coordinación de Internaciones Judiciales Involuntarias” (Ociji), que depende de la Secretaría
General del Tribunal Superior de Justicia.

La guía

En marzo 2018 se elaboró la “Guía de Adecuación Práctica de Internaciones Involuntarias dispuestas en Sede Penal” y se capacita a los operadores judiciales

Puesta en marcha y contacto

En abril comenzó a funcionar la Oficina que atiende de lunes a viernes en Tribunales II de 8 a 16.30. Su correo electrónico ociji@justiciacordoba.gob.ar y también se puede hacer consultas en el teléfono 4266822.

 

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.