Compartir

Como consecuencia la relajación de la política del Banco Central (BCRA), las tasas para depósitos a plazo fijo dejaron de subir en la primera quincena de enero de 2018.

Los intereses promedio habían tocado un piso en abril y venían subiendo desde mayo para todos los segmentos, sin embargo, en enero se vieron bajas en los depósitos mayoristas. Los minoristas, en cambio, no mostraron cambios.

En la franja de inversiones de hasta 300.000 pesos las tasas para clientes de entidades privadas se ubica en torno al 21%, con techo de hasta el 22,5% anual. Para plazos fijos mayores al millón de pesos este último porcentaje actúa como piso de las operaciones. En algunos banco públicos, el interés mejora.

Cabe recordar que la tasa pasiva general promedio pasó de 18% a fines de abril a 22% al término de diciembre, con techo de hasta el 24,5% para los clientes de los bancos.

Si se toma el promedio de los primeros 10 días de enero (último dato publicado por el BCRA) y se lo compara con igual registro de los meses anteriores, se ven recortes en las tasas para los grandes depósitos. La TM20, es decir, la tasa de interés por depósitos a plazo fijo de 20 o más millones de pesos o dólares, pasó de promediar 24,4% en los primeros 10 días de diciembre a anotar 23,6% en enero. Por su parte, la tasa Badlar de los bancos privados (el promedio de lo que pagan las entidades por depósitos de más de $ 1 millón a 30 o 35 días) pasó de promediar 23,2% en los primeros 10 días de diciembre a 23% en igual período de enero.

Operadores de bancos privados sostuvieron que la tendencia es bajista pero remarcaron que hubo mucha volatilidad en el último mes. En otras entidades se manifestaron el mismo sentido y confesaron que el recorte en la tasa del BCRA hizo que las Lebac, que estaban “fuera de rango” se acercaran un poco más a lo que ofrecen los bancos.

Leer mas

Comentarios

comentarios