Compartir

Jesús Porres tenía 34 años

Una frenada de una camioneta y una ráfaga de siete disparos cortaron el silencio de la medianoche en la localidad de Billinghurst, en el oeste del conurbano bonaerense. El sonido seco de los balazos contra una ventanilla tapó el chirrido que habían hecho las cubiertas al raspar con el asfalto. Eran las 00.48 de este martes cuando el móvil municipal de Protección Ciudadana de San Martín cruzó sobre la ruta 8 el camino de cuatro personas que habían sido denunciadas por un vecino de ir armadas. Efectivamente fue así. En segundos, y de repente, los sospechosos dispararon a matar. Jesús Porres, 34 años, ex militar del Ejército, padre de cuatro hijos, chofer del vehículo en el que también viajaba un policía local, murió casi en el acto. Los atacantes dispararon, huyeron y 22 minutos después fueron detenidos. Uno de ellos es Iván Gabriel Villalba (26), hijo de "Mameluco", emblemático capo narco de la zona.

En dos semanas, Porres iba a cumplir siete años como empleado municipal. Se desempeñaba como agente de Protección Ciudadana de la comuna de San Martín desde el 14 de febrero de 2011. "Era un tipo querido, de carácter bravo y con una actitud siempre proactiva", comentaron a Infobae en el Municipio. Su trabajo era conducir alguno de los 100 vehículos municipales de Protección Ciudadana, en los que también viaja a bordo un integrante de la Policía Local.

Durante la medianoche del lunes, Porres viajaba con el policía Gabriel Zárate. Iban por la ruta 8 y se les acercó un vecino para decirles que acababan de pasar tres hombres y una mujer armados. Según consta en un registro de audio tomado por la cámara que llevaba el móvil, incluso esta persona le habría dicho que en el grupo estaba "el hijo de Mameluco Villalba". Los agentes fueron en búsqueda de las personas y en el cruce con la calle Cuba los vieron. Según contaron fuentes del caso a este medio, Porres apuntó la Volkswagen Amarok de Protección Ciudadana contra los sospechosos, aceleró, subió a la vereda y frenó bruscamente delante de ellos.

Iván Gabriel Villalba, hijo de Mameluco

Pero ni él ni Zarate esperaban la reacción, tan temeraria y sin mediar palabra. Los sospechosos directamente dispararon contra el móvil que manejaba Porres. Las balas dieron en los dos agentes. A Zárate lo salvó el chaleco protector, y terminó herido en un hombro y en otras partes de su cuerpo. Aunque sigue internado, su vida no corre peligro. Porres no tuvo tanta suerte. Una bala ingresó en su cabeza a través del ojo y salió por la zona posterior del cráneo. Una ambulancia alcanzó a trasladarlo al hospital interzonal Eva Perón, a pocos kilométros de allí, sobre la misma ruta 8. Pero era demasiado tarde.

Los policías que llegaron al lugar apenas ocurrido el hecho secuestraron siete vainas servidas del calibre 11.25 y una pistola calibre 9 milímetros con la numeración limada, que podría haber sido descartada durante la fuga por los atacantes.

Según tomaron las cámaras de seguridad de la zona donde ocurrió el crimen, uno de los sospechosos cruzó la ruta y escapó solo. El resto salió hacia el barrio "El 18" (se llama así porque está a la altura del kilómetro 18 de la ruta 8). A los pocos minutos, se montó un operativo cerrojo por policías bonaerenses y locales en la zona para dar con los asesinos.

La camioneta que conducía Porres, tras el ataque (@Argengchogau)

Una mujer del barrio les gritó a un patrullero que había escuchado movimientos extraños en el fondo de su casa. A la 1.10, 22 minutos después del asesinato, los policías entraron y allí encontraron a Villalba y a su primo Víctor Manuel Sánchez (37), quienes fueron detenidos. El hijo de "Mameluco" llevaba cuatro años y ocho meses de prisión por infracción a la ley de drogas. Desde hacía un año estaba con salidas transitorias. El domingo 28 a las 7 abandonó la unidad 19 de la Colonia Penal de Ezeiza bajo "palabra de honor" y debía volver ese día a las 22. El crimen de Porres fue poco más de 24 horas después.

Porres junto a tres de sus hijos

Porres se había formado en el Ejército Argentino. Estaba casado con una mujer de 36 años, con quien tuvo cuatro hijos, de 11, 7, 4 y 1 año y medio. Su hermana Melina, agente de la Policía Bonaerense, lo despidió en Facebook: "Jesús, hermano querido, loquito lindo, cómo te voy a extrañar. Te fuiste como un Héroe".

Leer mas

Comentarios

comentarios