Compartir

La búsqueda de Daniel Solano en el jagüel ubicado a 30 km de Choele Choel no se detiene.

Hoy se cumplen 18 días de trabajo en el lugar con avances lentos, pero ininterrumpidos. Hubo un recambio de antropólogos, pero la selección de material continúa. Y ya se logró avanzar en profundidad unos 14 metros.

Los residuos que se sabe están en el pozo –como por ejemplo una heladera- siguen sin aparecer.

El viernes –según la invalorable información que suministra el cura párroco de Choele Choel Cristian Bonín- se concentró el trabajo en perforar “el piso falso” que no permitía extraer grandes volúmenes por debajo de ese obstáculo.

De hecho, la herramienta que denominan “arpón”, había atrapado material de peso considerable, pero llegando aproximadamente a la altura de ese tapón, notaron que el peso cedió y llegó a superficie con escaso contenido. Es decir que lo que se esperaba como un gran volumen de material se soltó sin poder saber que contenía.

El viernes no se contó con la presencia de antropólogos pues se produjo el recambio y los profesionales arribaron a la zona el sábado alrededor de las 16 y minutos más tarde ya estaban trabajando en el campo “La Manuela”, donde se encuentra el jagüel. Allí se cree que está el joven desaparecido desde el 5 de noviembre de 2011.

De todos modos, los profesionales dejaron instrucciones a los operarios, que se cumplieron al pie de la letra.

El sábado se trabajó con la herramienta diseñada en Salta y que trajo la empresa Petersen. Se trata de una campana de 400 kilos de pesos que gira y captura contenido del pozo. Se acompañó la tarea agregándole agua desde la superficie, para ablandar el material arcilloso que se percibe llegando a una profundidad aproximada de 50 metros. Se extrajo escaso volumen de material arcilloso, arena, trozos pequeños de vidrio y algunos restos orgánicos como pelos, pero nada de lo extraído correspondería a restos humanos.

Leer mas

Comentarios

comentarios