Compartir

En el mercado financiero local se sintió el escaso nivel de operaciones.

Fue un día irrelevante para los mercados del mundo por el feriado de los Estados Unidos que conmemoró el Día de los Caídos. El detalle más importante fue que la plaza cambiaria volvió “casi” a la normalidad porque, como sucede habitualmente, el “blue” cotizó más alto que el dólar oficial.

En las casas de cambio y bancos, el dólar al público se vendió a 16,29 pesos, un centavo por debajo del viernes. El “blue”, permaneció en 16,30, una diferencia ínfima y que impide las operaciones denominadas “puré” (comprar en el oficial y revender en el “blue”).

El feriado se vivió a pleno en la plaza mayorista por donde cursan sus divisas empresas y bancos. Las operaciones sumaron USD 193 millones, la tercera parte de un día normal. Los compradores comenzaron pidiendo 16,06 pesos, pero a las 12:15 se concretó la primera operación a 16,02 pesos. A partir de allí predominó la oferta y el dólar bajó a 16 pesos, 3 centavos por debajo del cierre del viernes.

Las reservas tuvieron una leve caída de USD 22 millones y quedaron en 45.849 millones. En los mercados externos se perdieron USD 3 millones y no hubo pagos al exterior.

La plaza de bonos de la deuda fue inexistente. Se negociaron tan solo 872 millones de pesos, que es 15 por ciento de lo que se opera en un día de actividad plena. El Bonar 2024, que tiene legislación argentina y es el título de referencia del mercado, perdió 0,21 por ciento.

En el mercado de cambios se operó la tercera parte del habitual monto de negocios

En Lebac también fue muy acotado el monto de negocios: apenas 15.975 millones de pesos.

En la Bolsa no se sintió el feriado norteamericano y los inversores actuaron como si la crisis de Brasil fuera parte del pasado. El índice Merval de las acciones líderes que en su mejor momento estuvo por arriba de 2 por ciento, terminó con una ganancia de 0,92 por ciento.

El monto de negocios de 570 millones de pesos fue una muestra de la decisión de tomar riesgos.

Lo más destacado fue la suba de Banco Francés (+7,35%), de la cementera Holcim (+4,42%) y de Edenor (+5,57%).

ByMA, el papel que fue sensación durante las tres ruedas anteriores (llegó a subir 87 por ciento), perdió 6,54 por ciento y fue el más negociado con 80 millones de pesos.

Desde el martes, el mercado retoma su ritmo habitual. La Bolsa padeció desde la mitad de la rueda una leve toma de ganancia. Habrá que ver si se prolonga o fue un piso para buscar nuevas alturas. Los papeles de los bancos, empresas de electricidad y de gas y los ligados a la empresa pública, son los más buscados.

LEA MÁS:

La Bolsa recuperó todo lo perdido por la crisis en Brasil y alcanzó un nuevo récord

Comentarios

comentarios