Compartir

Tres jóvenes denunciaron haber sido golpeados brutalmente por unos 10 policías el domingo a la mañana en la esquina de Gallardo y Frey. Fueron trasladados a la Comisaría Segunda donde estuvieron detenidos 12 horas hasta que sus padres finalmente dieron con ellos.

Dos de los chicos de 24 años estudian Bellas Artes en La Plata y se encuentran de vacaciones en Bariloche. El otro tiene 19 años.

Sufrieron lesiones principalmente en el rostro y en las manos. Pero las madres de los jóvenes aseguraron que uno de ellos recibió golpes en la espalda y tiene el tobillo inflamado. Los tres recibieron atención en la guardia del hospital zonal.

Paula Soria, la madre de uno de los jóvenes, relató: “Venían caminando por la calle Elflein, riéndose. Uno de los chicos se colgó de la reja de una iglesia para ver si venía el colectivo. Como no pasaba, encararon para Gallardo, donde los interceptaron dos patrulleros”.

Betina Fernández, otra de las madres, indicó: “Los agarraron por atrás, los golpearon, los patearon, les pusieron una bolsa en la cabeza y los llevaron a la Comisaría Segunda. Nunca les pidieron el documento ni les explicaron por qué los detenían. Ante la insistencia de los chicos por saber qué pasaba, más los golpeaban”.

Las mujeres insistieron en la necesidad de ver las cámaras de seguridad que hay en la zona y pidieron la colaboración de alguna persona que haya presenciado el episodio. “Estamos formalizando la denuncia. Estamos asesorándonos y juntando toda la documentación”, indicaron.

“Nos llamó la atención que no volviera porque tenían que viajar a San Martín de los Andes ya que tenían un evento como artistas plásticos. No son de andar en la calle pero están de vacaciones y se reencontraron con amigos. Además, no hay denuncia. Ni siquiera ingresaron a la iglesia”, dijo Fernández.

Soria, por otro lado, cuestionó que una vez detenidos, los policías no les permitieron llamar a sus padres. “Betina fue llamando comisaría por comisaría hasta dar con los chicos. Cuando llegamos, un policía me dijo que mi hijo estaba bien, que otro, en cambio, tenía magullones porque se había resistido. Cuando entré, mi hijo tenía la cara deformada”, expresó.

Leer mas

Comentarios

comentarios