Compartir

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, retomó ayer la ofensiva tras regresar de París, mientras un sondeo mostró una fuerte caída de su popularidad, reflejo de la frustración de la población ante su estancada agenda legislativa y otros asuntos.

En un tuit en la mañana de ayer, Trump recurrió a su lenguaje más fuerte contra uno de sus objetivos predilectos, los medios, denunciando el uso de “falsas fuentes anónimas” y una cobertura de los medios “sumamente sesgada e incluso fraudulenta”.

“Las noticias falsas están distorsionando la democracia en nuestro país”, indicó en el mismo mensaje.

Al mismo tiempo, uno de los abogados personales del mandatario, Jay Sekulow, se paseó por cinco programas televisivos para argumentar que la reunión del hijo Donald Trump Jr. con una abogada rusa con la promesa de información dañina de la rival demócrata Hillary Clinton no fue ilegal.


Fuente: Mundo – Rio Negro

Comentarios

comentarios