Centro de Informes

Un trabajo de ensueño: ser editor sobre tacos

Tacos al pastor (Foto: Archivo)

Texas Monthly, que se vende como “la revista nacional de Texas”, está tan dedicada a dar cobertura a todo lo que tiene que ver con ese estado estadounidense que su cabecera incluye un editor para asados. También tiene a corresponsales para temas de vida diaria rural y un columnista que explica cómo si y cómo no se deben portar las botas.

Ahora la publicación dará primacía a otra obsesión de ese estado: José R. Ralat empezará a trabajar como el primer editor de tacos en todo Estados Unidos el 18 de septiembre.

“Es un trabajo de ensueño”, dijo Ralat en entrevista telefónica el 10 de septiembre. “Había querido hacer algo así por mucho tiempo”.

Ralat, de 43 años, ya lleva tiempo cubriendo estos temas. En 2015, la revista publicó una edición especial sobre tacos y Ralat y dos amigos suyos visitaron diez ciudades texanas para probar 390 diferentes platillos para hacer la lista de “Los 120 tacos que necesitas comer antes de morir”. De esa idea surgió la iniciativa de contratarlo como editor para tacos.

“Puede escribir con humor y con seriedad sobre los tacos”, dijo Dan Goodgame, editor jefe de Texas Monthly. “José hizo que contratarlo fuera pan comido”.

Texas Monthly, fundada en 1973, ha contratado a once integrantes de tiempo completo a su redacción en el último semestre, en momentos en que otras revistas y periódicos batallan para seguir a flote. La publicación, con sede en Austin, cubre temas desde la gastronomía hasta la política y la inmigración, con un enfoque en reportajes de largo aliento.

“Estamos creciendo y tenemos ganancias”, dijo Goodgame, quien citó el público en aumento para la revista y a un dueño que ha respaldado al Texas Monthly en momentos financieros difíciles con la expansión de su plataforma en línea, que es de pago. La revista tiene una circulación impresa de 300.000 suscriptores y la leen más de dos millones de personas cada mes: uno de cada diez adultos de Texas.

En 2013, la revista contrató a un editor para asados y parrillas, Daniel Vaugh, quien ha escrito artículos sobre restaurantes destacados, comida Tex-Mex y sobre Etta Randall, una joven negra cuyo estilo de barbacoa se volvió famoso en Texas desde 1926.

Ralat, nacido en Puerto Rico, empezó a cultivar su pasión por los tacos gracias a su esposa, que es mexicana-estadounidense.

“No es propiamente mi cultura directa”, dijo el editor. “La fui adoptando, de cierta manera, y espero honrarla”.

Desde que empezó a escribir una columna semanal sobre tacos en The Dallas Observer, en 2010, Ralat ha trabajado como editor gastronómico de la revista Cowboys & Indians; creó su sitio web, Taco Trail; ha escritosobre cocina mexicana para medios nacionales estadounidenses, y, durante los últimos cuatro años, ha estado a cargo del festival Taco Libre, en Dallas. Hasta sus mascotas, dos perros, son muestra de su afición por los tacos texanos: se llaman Beans (frijoles) y Cheese (queso).

Ralat está escribiendo un libro de la visión general de los tacos en Estados Unidos llamado American Tacos: A History and Guide, que será publicado el próximo año por la Universidad de Texas. Ha viajado por ese país y ha visitado México para hacer investigación histórica y para probar las distintas variedades de tacos.

Texas, que alguna vez fue territorio mexicano, tiene un largo historial con los tacos: Ralat afirmó que los soldados texanos los llevaban en sus bolsillos durante la rebelión con la que establecieron una república tras separarse de México y antes de ser formalmente un estado estadounidense.

“Quiero contar la historia de estos platillos pero, lo que es más importante, las historias de las personas que los preparan”, dijo. “El contexto hace que todo sepa mejor”.

Agregó que en la coyuntura política actual de Estados Unidos, como el reciente ataque violento contra personas mexicanas y de ascendencia mexicana en El Paso, el taco es una manera de fomentar la unidad.

“Los tacos son una fuerza para el bien”, dijo Ralat. Comentó que los familiares de su esposa, que viven en El Paso, han estado especialmente alertas desde el tiroteo de agosto.

Aunque Ralat explicó: “A muchas personas no les gustan los mexicanos, pero aman la comida mexicana”.

*Copyright: 2019 The New York Times Company

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.