Compartir

El municipio logró acordar con la cervecera Quilmes SA el cobro de 4,1 millones de pesos por los derechos de publicidad correspondientes al período 2012/2016, un gravamen que otras grandes marcas siguen impugnando.

El último viernes el intendente Gustavo Gennuso firmó la resolución que ratifica ese convenio con la cervecería y el mismo día emitió otras dos que rechazan las impugnaciones al mismo gravamen intentadas por la empresa láctea Nestlé Argentina SA y Embotelladora del Atlántico SA (Coca Cola y otras gaseosas).

El municipio ratificó su potestad para determinar los derechos de publicidad y propaganda dentro de su jurisdicción y citó un fallo de 1997 en un litigio entre Telefónica de Argentina y el municipio de Chascomús.

Cuando las empresas no presentan declaraciones juradas el municipio realiza determinaciones de oficio e intima el pago. En 2011 tercerizó esas tareas mediante licitación privada y las encargó a la empresa Publicanos SA.

Las grandes firmas suelen presentar recursos jerárquicos de apelación. El principal motivo de desacuerdo tiene que ver con los anuncios y cartelería publicitaria instalada dentro de los comercios con acceso al público.

Para aclarar ese punto la ordenanza fiscal 2374 estableció que “constituye hecho imponible la colocación e instalación o exhibición de todo tipo de anuncio publicitario en la vía pública o visible desde la vía pública o en los lugares que reciben asistencia de público”.

El caso más singular es el de Cervecería y Maltería Quilmes, que aceptó pagar el tributo reclamado por el municipio y firmó un convenio para saldar la deuda correspondiente al período fiscal 2012/2016, que sumó al 30 de abril pasado -con capital e intereses- un total de 4.117.833 pesos.

En cambio Embotelladora del Atlántico y Nestlé recurrieron las intimaciones de pago y desconocieron la competencia municipal en esa materia.

Gennuso señaló que de las actas de fiscalización y constatación realizadas por personal municipal “resulta acreditado el hecho imponible”. El intendente decidió rechazar las impugnaciones e insistir con las acciones de cobro.

Comentarios

comentarios