Compartir


Unos 500 vendedores ambulantes que tienen sus puestos en el barrio de Liniers fueron desalojados esta madrugada por personal del Ministerio de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad durante un operativo ordenado por la justicia porteña que determinó que realizaban “venta callejera ilegal”, informaron fuentes policiales.
El operativo -llevado a cabo por la cartera de Ambiente y con apoyo de la policía de la Ciudad- fue ordenado por la Fiscalía en lo Penal, Contravencional y de Faltas número 21 porteña, a cargo de Celsa Ramírez.
El procedimiento y comenzó cerca de las 4 en el perímetro determinado entre avenida Rivadavia, Carhué, Ventura Bosch y la colectora de la avenida General Paz, lo que comprende 38 cuadras.
Leer mas

Comentarios

comentarios