Compartir

De izq. a der.: Jorge Brito, Eduardo Eurnekian, Miguel Etchevehere, la gobernadora María Eugenia Vidal, Adrián Werthein, Adelmo Gabbi y Gustavo Weiss.

“Audaz se eleva”. La estrofa es de la ópera Aurora, pero nadie la estaba tocando ni entonando. Esa frase de tan sólo tres palabras al lado de la foto de una funcionaria del gobierno de Cambiemos marcó la antesala de un almuerzo con los principales empresarios del país. ¿La invitada de honor? María Eugenia Vidal, la gobernadora de la provincia de Buenos Aires.

El almuerzo al que asistieron más de 350 ruralistas, industriales, banqueros y diplomáticos es un encuentro tradicional con figuras políticas que organiza el Consejo Interamericano de Producción y Comercio (Cicyp), pero esta vez las excepciones hicieron la regla. La unanimidad de la mirada del establishement sobre Vidal fue total: elogios y más elogios se colaron en las más de 40 mesas del salón Versailles del hotel Alvear donde el precio del cubierto promedió los 5.000 pesos.

Adrián Werthein, presidente del Cicyp, recibió a la gobernadora en el lobby del hotel y luego se dirigió al fondo del salón. Por pedido de Vidal, la seguridad no cortó ninguna calle aledaña al hotel para no generar inconvenientes en el tránsito.

La gobernadora entró por el fondo del salón y el primer saludo se lo quedó el empresario farmaceútico Marcelo Figueiras. Luego circuló por entre las mesas y llegó a la mesa principal, esta vez ampliada con 12 sillas y la presencia de empresarios como Adelmo Gabbi (Bolsa de Comercio), Gustavo Weiss (CAC), Miguel Etchehevere (Sociedad Rural) y el ex UIA, Héctor Mendez. 

“Parece una fiesta de 15”, comentaba un empresario por lo bajo luego de ver un video de pocos minutos que se reprodujo en las pantallas gigantes del salón, en el que se repasó su carrera política y algunas de sus frases por entrevistas televisivas. “El video no muestra mis errores”, aseguró Vidal entre risas, pero lo cierto es que antes, durante y después de su discurso de 25 minutos el rosario de elogios no se detuvo.

“Es lo que es, es lo que se ve: transparencia. No hay una construcción típica de un político”, dijo Werthein en diálogo con Infobae. Ni bien ingresó al hotel, Gabbi dio su mirada a este medio: “Dice lo que piensa en público y en privado”. El empresario Martín Cabrales, que estaba a su lado, completó: “Es transparente y eficaz”.

El presidente de Corporación América, Eduardo Eurnekian, tampoco se quedó atrás con los halagos. “Es espontánea, no tiene la estructura de un político tradicional”, dijo a Infobae quien está detrás del primer banco digital de la Argentina. “La provincia de Buenos Aires tiene muchos desafíos pendientes, pero muestra compromiso”, balanceó José Urtubey, de la Unión Industrial Argentina.

Jorge Mandelbaum, presidente del Cippec, se acercó a la mesa del ex embajador de EEUU en la Argentina, Noah Mamet, hoy con el traje de empresario con especial interés en las energías renovables.

Adrián Werthein junto a la gobernadora María Eugenia Vidal. (Adrián Escandar)

De elecciones y el 2019

El discurso de Vidal se dirigió a una audiencia que ya estaba cautivada, y se enfocó en marcar “el camino que se hizo” con los contrastes que recibió. Los bonaerenses votaron cambiar un sistema que gobernó de manera mafiosa durante décadas; eso no se negocia”.

En clave electoral, Vidal mostró una capacidad distinta a la del presidente Mauricio Macri a la hora de conectar los temas del día a día con las decisiones en las altas esferas de poder. “Yo le explico al vecino que se caño que ve en la esquina de su casa es resultado de las reuniones que a veces se ven tan distantes entre el presidente y empresas u organismos”, se explayó. La economía se hizo su lugar: “La inflación todavía no es la que queremos”, dijo. De cerca la escuchaba el economista Orlando Ferreres, que proyectaba en su mesa una inflación del 1,3% para junio.

Los elogios de los principales CEOs de empresas no la detuvieron y habló sobre el graDualismo tan criticado por muchos. “Los resulados también son grasduales, no son espectaculares, pero llegaron para quedarse”, destacó, mientras mezclaba logros como las nuevas cloacas y las rutas contra “todo lo que falta. Hacia el final, el pedido directo de los empresarios no se hizo esperar: “Sé que muchos han invertido, pero necesitamos más. Ustedes pueden hacer un esfuerzo más que el de otros”.

Por los marcados elogios del círculo rojo, la carrera hacia el 2019 no se hizo esperar. “¿No quiere ser presidenta?” fue la pregunta directa que hizo el empresariado para que Vidal respondiera a viva voz. La respuesta fue contundente, aunque sin menciones directas: “Quienes antepusieron su carrera le hicieron mucho daño a la Provincia. El manual de la política dice que debería, pero no quiero, tengo mucho por hacer. Hay 16 millones de bonaerenses que no vieron aún el cambio”.

Antes de sentare a la mesa, un empresario del sector industrial buscó graficar qué significa hoy Vidal con una analogía: “Macri llegó para hacer algunos cambios necesarios, pero es como el que llega a una compañía por un tiempo y luego se va. Vidal podría ser esa construcción hacia el futuro”.

“¿Teme una candidatura de Cristina Fernández de Kirchner?”, preguntó un grupo de periodistas antes de que Vidal se fuera del almuerzo, ante el inminente armado de listas. “En serio me están preguntando esto, ¡por favor!”, dijo segura y con una sonrisa; luego se marchó.

Ya para la hora del postre, el intendente de Pilar, Nicolás Ducoté, explicaba su teoría a los pocos empresarios y voceros que quedaron en el salón. “Una eventual candidatura de Cristina no nos suma ni resta. Al que más complica es a (Sergio) Massa si se quiere presentar. Le hace más angosta la ancha avenida del medio. Serán tres semanas claves para ver cómo se define”, se explayó.

Las presidenciales están lejos y antes el Gobierno deberá medirse en las elecciones legislativas, aunque no por eso los empresarios olfatean en Vidal una candidata natural. Sobre octubre, el establishment parece no tener dudas: las elecciones son importantes a nivel político pero no son definitorias, y cualquiera sea el resultado consideran que el Gobierno podrá aplicar los cambios estructurales que quiere hacer.


Fuente: Nacionales – Infobae RA

Comentarios

comentarios