Compartir

A menos de un mes para el debut ante Islandia en el Mundial de Rusia, Sergio Agüero goza de buena salud luego de la artroscopía que se realizó en su rodilla izquierda, aunque reconoció que podría haberse perdido la Copa del Mundo a causa de los dolores que padecía.

“En cinco años no podía flexionar toda la pierna, y ahora después de la operación puedo, y para mí es un alivio. La tengo como nueva”, explicó Agüero, quien este jueves se sumó a los trabajos de campo junto a un reducido grupo de jugadores en el predio Julio Grondona de Ezeiza, bajo las órdenes de Jorge Sampaoli.

Respecto de lo que significa este Mundial para su generación, el Kun admitió que la mayoría de los jugadores saben que “por ahí es el último” que disputen en su carrera.

“La mayoría de esta generación sabemos que por ahí es el último Mundial, aunque depende del físico, lo digo por la edad.
Este es el Mundial que deberíamos estar de la mejor manera, por eso hice lo que hice con mi operación para no tener ningún problema. La gente es normal que piense que somos pecho frío porque perdimos tres finales, pero sabemos que estamos muy bien en el grupo y se verá en los partidos”, afirmó en diálogo con TyC Sports.

Leer mas

Comentarios

comentarios