Compartir

Nombre científico: Leucochloris albicollis

Picaflor de pico recto, con mandíbula casi enteramente roja, aunque siempre oculta bajo la maxila (parte superior del pico). Verde brillante con amplia garganta blanca característica. Cabeza, dorso, pecho superior y flancos verdes con iridiscencias doradas. Parche blanco en el pecho inferior, abdomen, muslos y subcaudales. Manchita pequeña blancuzca detrás del ojo. Cola negra, con ápice blanco en las tres timoneras más externas. La hembra es similar, con verde menos brillante que el macho.

Frecuenta forestaciones de eucaliptos y jardines en áreas urbanas y suburbanas, donde visita numerosas especies florales, tanto nativas como exóticas. Muy territorial, suele pelear con individuos de su especie o desplazar a otros picaflores. Vocaliza con insistencia desde una percha; una de sus voces frecuentes es un chirrido alto y muy agudo.

Ocasional en la Patagonia, fue avistado en raras oportunidades en el valle del río Negro y en la zona andina, en jardines con libaderos. Su distribución habitual abarca la mitad este de Buenos Aires y Litoral mesopotámico, aunque en los últimos cincuenta años se ha expandido hacia el sur siguiendo forestaciones de exóticas. No hay datos de cría para la región.

Consejos para el avistaje

• Su garganta blanca permite diferenciarlo de otros picaflores.

• Muy raro en la región, puede aparecer en jardines de ciudades o chacras.

Leer mas

Comentarios

comentarios