Compartir

A Horacio Rodríguez Larreta la noticia lo tomó por sorpresa mientras corría muy temprano este viernes por el circuito que comprende la Facultad de Derecho, el Museo de Bellas Artes, el ACA y la Televisión Pública. Uno de sus colaboradores más cercanos le envió un mensaje vía Whatsapp muy escueto que decía "No sé si festejar o ponerme a llorar", acompañado de un link del prestigioso Wall Street Journal, que tituló en la portada de su edición impresa con un contundente mensaje "A Big Quilombo". El Jefe de Gobierno de la Ciudad por lo general no se inmuta por nada, pero esta vez bajó el ritmo, se puso a caminar para chequear su celular y masticó en voz baja alguna que otra frase. Los pocos testigos que se encontraban cerca suyo, dicen que la más dura tenía un sólo destinatario "Antes de irme de este bendito planeta me voy a afiliar al PJ, así ayudo a que haya menos peronistas".

Apenas nos enteramos de la distinción por las redes, logramos hablar con Ulrik Andersen, el presidente del prestigioso ente llamado Rygte -que en danés significa rumor- para que nos cuente los detalles de este galardón que nació dos décadas atrás, en clara señal de protesta hacia los políticamente correctos premios Nobel otorgados por la Real Academia Sueca de Ciencias y el Comité Noruego del Nobel. "Estamos muy orgullosos de entregar esta estatuilla de manera ininterrumpida hace 20 años, por un jurado de notables que mide distintas variables. Si la Ciudad nominada no tiene un mix de miseria humana + egoísmo crónico + ganas de que le vaya mal al otro + un deseo irrefrenable de contar mentiras con tal de generar caos en la sociedad, no se puede empezar a hablar de nominación. Y si a esta ciudad le sumamos el Gran Buenos Aires, cumple de sobra con dichos requisitos. Dado que concentra la mayor densidad de peronistas por metro cuadrado".

Mientras el precio de la lechuga cotizaba en las verdulerías a 180 pesos el kilo, en Wall Street la acción subió por encima de Google y Netflix. La locura generada en el sistema financiero logró que las potencias mundiales evalúen salir del Oro y refugiarse en la mantecosa.

En apenas unas semanas, el dólar pasó de estar en un estable 20,50 a tocar casi los 24 pesos este viernes, lo que generó un sinfín de operaciones -no tanto financieras- sino de las que se transmiten boca a boca. "La diferencia entre el actual gobierno y el anterior es que estos salen corriendo a pedirle al FMI un crédito de 30 mil millones de dólares a una tasa del 3.5%, mientras que Néstor se les plantó y les pagó toda la deuda de un saque, sin ninguna quita, como hace un verdadero peronista". Le recordamos que eso trajo aparejada la desconexión de Argentina del mundo y el refugio en países como Venezuela. "Obvio, pero prefiero toda la vida pagarle a Hugo Chávez una tasa del 15% de interés por un dinero proveniente del petróleo o de los narcos antes que arrodillarme frente a los yanquis". Mientras tanto, en esa realidad paralela llamada Congreso de la Nación, los miembros del club del helicóptero no sabían ni que votaban, pero felices de hacerlo favor del desconcierto. En este caso "creo que algo ligado a las tarifas" comentaba exultante un ex diputado kirchnerista, que ahora milita en un Frente peronista que se está por disolver para formar otra coalisión del cual no se sabe aun el nombre.

El Presidente Macri se reunió con los gobernadores peronistas Schiaretti (Córdoba), Bordet (Entre Ríos), Manzur (Tucumán), Uñac (San Juan) y Peppo (Chaco). Cuando se fueron dijo estar muy contento por el apoyo y porque su billetera seguía en su poder.

Los que tomaron nota de la reunión con los gobernadores peronistas fueron Marcos Peña y Rogelio Frigerio, con el claro objetivo de que no se tergiversara afuera lo que se habló en Balcarce 50, como suele suceder cada vez que se enciende el off the record. Si bien Ulrik Andersen asegura que Buenos Aires se ganó el título de "Capital Mundial del Rumor" tiempo atrás, reconoce que esta semana fue bastante especial ya que -junto con el nombramiento oficial- se desencadenaron una cantidad de rumores inéditos para un mismo lugar en tan poco tiempo. "¿La verdad? No entiendo cómo aguantan este ritmo. Si en Dinamarca se llegaran a confabular en una misma semana supermercadistas que ponen precios europeos a realidades sudamericanas, la líder de las Madres de Plaza de Mayo insultando a Macri a la par que exige un paro general, aquellos que se robaron el país dando cátedra desde las celdas donde están presos, la quiebra de ese monumento a la corrupción kirchnerista llamado OIL, mientras un ejército de Che Guevaras del WiFi agitan el caos en las redes sociales, tendríamos una ola masiva de ACV".

Otras de las razones por las que Buenos Aires fue elegida la Capital Mundial del Rumor es por el alto nivel de panquequismo de cronistas de la realidad que aprovecharon la caída de imagen del Presidente para agitar con editoriales tremendistas” dijo el danés.

Ulrik Andersen es una leyenda en su país. Y como toda leyenda, tiene tantos seguidores como detractores. Más que nada, por su manera frontal de decir las cosas. "Cuando me preguntan por Argentina en el resto del mundo, les digo que se trata de un país donde pareciera que robar no está penado por la ley. Donde ex presidentes flojos de papeles asumen como senadores para esconderse detrás de los fueros así no tienen que ponerse el traje a rayas. Ex mandatarios que incluso crecen en las encuestas apañados por una legión de gente humilde que añora el pescado en la mano en lugar de una caña para valerse por sí mismos. Obviamente se trata del mismo país habitado por gente talentosa, emprendedora y trabajadora que es un ejemplo en el mundo. Pero es una pena que las cámaras y las luces se las terminen llevando estas noticias que atrasan, en lugar de las otras. Finalmente son las que generan una serie de rumores que terminan rompiendo lo construido con tanto esfuerzo". Está claro que Ulrik entiende que el morbo vende y que eso forma parte de nuestro ADN. ¿Y nosotros? ¿Si nos dieran a elegir que elegiríamos? ¿Un país más aburrido, que esté a la altura de las circunstancias? ¿O esta montaña rusa que no conduce a ningún lugar normal?.

Cada vez que el peronismo complota con carteles y discursos en el Congreso, crecen las acciones de Buenos Aires como la Capital Mundial del rumor. “Son unos caraduras. Acá lo que más aumentó fue el salario de ellos” dice el jefe de la limpieza del edificio.

"En sociedades avanzadas, lo importante es la opinión del otro. Por algo muy sencillo: en el registro del otro está la definición de uno mismo como persona. En cambio, la Capital Mundial del Rumor está fundada sobre el agravio y la inmensa capacidad de hacer el mal, generando operaciones políticas cruzadas, falsas noticias que agitan el caos en la gente de a pie que transita la vida con temor, en la opinión pública que moldea el malhumor y en los mercados, siempre atentos a llenar sus bolsillos con la suba y la baja de una acción, de una divisa extranjera o el precio del tomate perita" dispara Ulrik, casi sin piedad. Aunque aún le quedan más balas. "En el caos, los que tienen dinero mandan por sobre el resto, compran voluntades. Pasa con el narcotráfico, que prende en las capas más humildes y algo similar sucede con los políticos que se enriquecieron en la función pública, aquellos capaces de evitar la cárcel comprando Jueces que están en oferta en una góndola". Lapidario lo de este danés.

¿En qué otro lugar un spot publicitario sale a la mañana y es levantado del aire en unas pocas horas por la presión de las redes sociales? “Dicen que Putin lo llamó a Mauricio porque no le gustó que lo gasten con el apellido” agitó uno. Y sí … en la Capital Mundial del Rumor todo es posible.

Lo que está en juego no es un partido llamado Cambiemos. Lo que está en juego es el país que podemos ser o el que los delincuentes de siempre intentan boicotear, amparados en el caos. Estamos los que queremos construir una Argentina distinta -con aciertos y errores- frente a quienes tienen la solución a los desastres que ellos mismos crearon. Aquellos que escondieron cifras, que escondieron pobres, causas, muertos en las vías de un tren, fiscales que no llegaron a atestiguar, propiedades a nombre de otros, los sueños de la gente abajo de la alfombra y tantas cosas más. Este no es un momento cualquiera. Es tiempo de decir basta.

Leer mas

Comentarios

comentarios