Compartir

El candidato a vocal del Tribunal Superior de Justicia, Germán Busamia, recibió hasta el momento 119 adhesiones y ninguna objeción a que ocupe el cargo. Hoy vence el plazo para que la ciudadanía opine sobre la nominación. El abogado cosechó el apoyo, entre otros, del exjuez penal, Marcelo Muñoz, los fiscales Pablo Vignaroli y Marcelo Jara, el Colegio de Jueces penales y el Tribunal de Impugnación casi en pleno, además de dirigentes de sindicatos de la CGT como Jorge Bascur (Uthgra), Eduardo Lira (Peones de Taxi) y Víctor Carcar (Uocra).

El 26 de marzo pasado el gobernador, Omar Gutiérrez, propuso a Busamia para cubrir la vacante que dejó Ricardo Kohon.

Generalmente son los propios nominados los que recogen los apoyos. Se arma un modelo de nota que luego replican, con ligeras variaciones en la redacción.

En este caso el grueso de las presentaciones lleva la misma estructura: “vengo por la presente formular adhesión expresa a la postulación, en la convicción que el propuesto reúne las condiciones y calidades necesarias para el cargo en cuestión”.

El grueso del respaldo que recibió Busamia proviene de abogados. Desde Marcelo Iñiguez, Hugo Prieto, Gustavo Kohon (hijo del exvocal) hasta el consejero de la magistratura, Eduardo Sepúlveda.

En cuanto a integrantes del poder Judicial, además de Vignaroli y Jara, se sumaron los fiscales Horacio Maitini y Germán Martín, el juez laboral, Pablo Trani, el juez de la Cámara Civil de Neuquén, Jorge Pascuarelli, los jueces penales Carina Alvarez, Mauricio Zabala, Cristian Piana, Mara Suste, Fernando Zvilling, Alejandro Cabral, Daniel Varessio, Andrés Repetto, Héctor Rimaro, Mario Rodríguez Gomez, María Gagliano, Diego Piedrabuena, Gustavo Ravizzoli, Ana Malvido, Raquel Gass y los jueces del Niño y el Adolescente, Dardo Bordón y Carolina García.

Recibió la adhesión también de Marisa Valdebenito, presidenta de la fundación SENO, abocada al acompañamiento de los niños oncológicos, y de los sindicatos SMATA y ALEARA (juegos de azar).

Sólo el abogado Sebastián Brollo hizo hincapié en que no es un “demérito” que el candidato, al igual que él, sea afiliado al Movimiento Popular Neuquino, el partido que ha gobernado siempre la provincia. “Es la muestra de un compromiso cívico consciente y comprometido”, dijo en su escrito.

Respecto de sus bienes, Busamia declaró que tiene una propiedad en el barrio privado Rincón Club de Campo, un piso y una cochera en el centro de la ciudad, derecho y acciones sobre un inmueble en Buenos Aires, tres vehículos y el 50% del capital social nominal, sin participación personal en directorio ni administración, de Soporte SA, una empresa constituida en 2006 dedicada al expendio de comidas y bebidas.

Leer mas

Comentarios

comentarios