Compartir

Los partidos independentistas catalanes se acercan a alcanzar un acuerdo para proponer un candidato alternativo a Carles Puigdemont para la presidencia regional, privilegiando a Jordi Sánchez, un dirigente secesionista encarcelado desde hace más de cuatro meses, anunció un miembro del Parlamento español.

"Me consta que es inminente el acuerdo" y Sánchez "es una opción que me consta que se estaba trabajando", declaró la noche del lunes a la radio Cadena Ser Carles Campuzano, portavoz del Partido Demócrata Europeo Catalán (PDeCAT), movimiento conservador e independentista de Puigdemont.

Sanchez es un dirigente de 53 años de la más influyente de las asociaciones independentistas, la Asamblea Nacional Catalana (ANC). Se encuentra en prisión provisional desde mediados de octubre investigado por "sedición" en relación con una manifestación de independentistas que el 20 de septiembre pasado acorraló a guardias civiles mientras efectuaban registros en un edificio del gobierno catalán.

Jordi Sánchez, ex presidente de la Asamblea Nacional Catalana (Reuters/captura de pantalla)

Puigdemont, cesado de la presidencia y exiliado voluntariamente en Bélgica, es investigado en España por rebelión y sedición por lo que arriesga ser detenido si regresa a España para ser investido presidente regional, pero tampoco puede asumir el cargo a distancia, según determinó el Tribunal Constitucional.

Desde fines de enero, las tres formaciones independentistas mayoritarias, con mayoría en la cámara regional con 70 de los 135 escaños, buscan superar ese obstáculo.

El segundo grupo independentista, Izquierda Republicana de Cataluña (ERC), se ha mostrado partidario de no desafiar nuevamente a la justicia española y dar solo una presidencia "simbólica" a Puigdemont.

Carles Puigdemont durante una sesión del parlamento catalán. Tras el ilegal referéndum independentista y la posterior declaración de independencia el ex presidente catalán, buscado por la justicia española, se refugió en Bélgica (AFP)

Según varios medios, Puigdemont habría finalmente cedido, aunque, afirma El País, este domingo en Bruselas tendrá lugar un acto para reivindicar su "legitimidad".

Para ser investido, Sánchez tendrá que obtener una autorización para asistir a la cámara regional de parte del juez del Tribunal Supremo a cargo de la investigación, Pablo Llarena.

El magistrado ya negó un permiso de salida al vicepresidente catalán destituido Oriol Junqueras, también elegido en las elecciones de diciembre, para asistir a sesiones parlamentarias.

(Con información de AFP)

LEA MÁS:

Carles Puigdemont admitió su derrota como líder de la independencia catalana: "Esto se ha terminado, me han sacrificado"

El incómodo momento de Carles Puigdemont al tener que besar la bandera de España

Leer mas

Comentarios

comentarios